La mitad de los católicos españoles no acude nunca o casi nunca a Misa

Según un estudio realizado por InfoCatólica y publicado en la propia web el  4 de Julio del 2011, en una nueva encuesta realizada en España por Paix Liturgique a través de la empresa IPSOS, con preguntas a 2.000 personas de todo el territorio nacional solo el 63% de los españoles se declaró católico y un 49,9 % de esos católicos afirmó no ir nunca o casi nunca a misa.

A la pregunta “¿Se considera usted católico?”, respondió afirmativamente el 63,3% de los españoles, es decir, algo menos de dos de cada tres españoles. Esta respuesta afirmativa fue mucho más alta entre las mujeres, un 69,3% de las cuales se consideran católicas, en comparación con sólo un 57,1% de los varones. Por grupos de edad, el porcentaje de católicos es más bajo entre la población más joven, ya que sólo un 45,1% de los jóvenes entre 15 y 24 años afirman ser católicos.

Si consideramos los porcentajes obtenidos para esta misma pregunta otras naciones de Europa, España queda en bastante mal lugar en comparación con otros países tradicionalmente católicos. Portugal tiene un porcentaje de católicos ligeramente superior al de España (un 66%), mientras que en Italia se declaran católicos casi cuatro de cada cinco italianos (el 78%). Sólo Francia, tras más de dos siglos de laicismo, obtiene un resultado peor que el de España, puesto que en el país galo se declara católica poco más de la mitad de la población (el 56%). En los países tradicionalmente protestantes o sólo parcialmente católicos, las cifras de personas que se consideran católicas son, como es lógico, menores: un 36% en Suiza, un 24% en Alemania y un 13% en el Reino Unido.

En cuanto a los resultados desglosados por zonas geográficas, cabe destacar que, en Barcelona, se ha cruzado una frontera psicológica. Por primera vez, más de la mitad de los encuestados (el 50,5%) afirma no ser católico, mientras que se reconocen como católicos algo menos de la mitad (el 49,5%). En Madrid, la otra gran ciudad con datos separados, el porcentaje de personas que se consideran católicas es del 57,1%, es decir, un porcentaje significativamente superior, aunque por debajo de la media española. Resulta difícil no sacar conclusiones sobre el efecto que el nacionalismo y el liberalismo doctrinal, tan presentes en muchos clérigos catalanes, hayan podido tener en la fe de los barceloneses.

Otra de las preguntas de la encuesta se refiere al porcentaje de practicantes entre las personas que se declaran católicas en la primera respuesta. Como es habitual, se ha elegido una pregunta sobre la asistencia a Misa para determinar si una persona es practicante o no. Resulta evidente que este hecho, en solitario, no es absolutamente determinante, pero puede dar una idea general de la cuestión. En España, la cuarta parte de los católicos, el 25,2%, asiste regularmente a Misa, mientras que el 24,9% sólo lo hace en solemnidades especiales. De entre los que participan regularmente en la Eucaristía, el 13,9 por ciento lo hace al menos una vez a la semana y el 11,3% entre una y tres veces al mes.

Por zonas geográficas, en Madrid asiste a Misa regularmente el 28,4% de los católicos, por encima de la media española, mientras que en Barcelona sólo lo hacen el 15,7%. Cabe destacar que la zona centro de España muestra un alto porcentaje de asistencia regular a Misa, pues un 44,9% de los católicos participan en ella al menos una vez al mes. Por edades, la menor asistencia regular no se da entre los jóvenes católicos de 15-24 años (con un 20,8%), sino entre los “menos jóvenes”, de 25-34 años (con un 17%).

Casi la mitad de los católicos, el 49,9% no participa nunca o casi nunca en la Misa. Este dato es más alto para los hombres, un 53,7% y algo más bajo para las mujeres, un 46,7%. En Madrid, son más los que nunca o casi nunca participan en la Eucaristía, un 61,4%. En Barcelona, el porcentaje de los que nunca o casi nunca van a Misa es menor que en Madrid, un 55,7%, dato influido por el altísimo porcentaje de aquellos que sólo van a Misa en las fiestas más importantes (un 28,7%, casi el triple que en Madrid). En el Noreste de España en general, el porcentaje de los que no asisten nunca o casi nunca a Misa es aún mayor, con un 61,9%.

Si comparamos estos datos con los de otros países, lo primero que llama la atención es que, en Italia, asisten a Misa al menos mensualmente un “impresionante” 51% de los católicos. A gran distancia de Italia, en el Reino Unido el 32% de los católicos asisten regularmente a la Eucaristía, un porcentaje significativamente superior al 25% de España. El porcentaje en Francia y en Portugal es el mismo, un 19%, algo inferior al 20% de Suiza.En Alemania, sólo el 10% de los católicos asiste a Misa regularmente, sin duda un fruto del liberalismo teológico y doctrinal.

Un año antes (5 de Noviembre de 2010)

Meses antes, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicó los datos relativos también en materia religiosa. Un 56,5% de los españoles que se declararon católicos afirmó no ir casi nunca a misa. Varias veces al año van menos del 18% de los encuestados.

El 73% de los ciudadanos confesaron ser católicos frente al 14,4% que declaron ser no creyentes. Los ateos españoles, ese año, fueron el 7,8%.

Actualmente (2014) según el CIS: Solo un 13,2% de los españoles acude a misa de domingo

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha realizado una encuesta en la que cifra en 13,2% de la población española, aquellos que acuden a misa todos los domingos y festivos. El aumento frente al año pasado es del  1,1%, a la vez que se reduce en un 2,4% la cantidad de españoles que se definen como católicos.

Según el barómetro de junio de 2014 realizado por dicho centro, solamente ha aumentado el número de personas que asisten a misa alguna vez al año (sin contar bodas, bautizos y primeras comuniones), cifra que se plasma en un 5,7% de crecimiento. Dentro de este considerable crecimiento, están comprendidos un 13,2% que dicen acudir todos los domingos (frente al 12,1% del año pasado), un 2,8% que dice asistir varias veces por semana, un 8,5% que asiste quizás una vez al mes, y un 15,3% que afirma que asiste más de una vez al año. Sin embargo, un 59,3% dice nunca asistir a misa durante el año.

Estas cifras son contrastables con aquellas que realizó la Fundación Carmen de Noriega (publicadas en junio de este año), en donde el 81% de los católicos que van a misa dominical eligen la iglesia y horario al que asisten en función de las homilías del sacerdote, y un 68,4% consideraba también la proximidad de la iglesia a su casa.

Según las encuestas del CIS, el 69,7% de la población española se sigue definiendo como católico, lo que representa una importante caída frente al 72,1% que respondió de manera positiva a la misma pregunta el año pasado.

El abandono del catolicismo también se ha plasmado en que un 15,3% de la población se define como “no creyente” y un 10,2% como “ateo”, mientras que el 2,1% se define como de otras religiones.

Fuente: Artículo publicado en InfoCatólica.

No es de extrañar que, ante las decrecientes cifras anuales de adscritos y no practicantes a su secta, sea la iglesia quien, siguiendo la costumbre de toda religión (sobre todo monoteista abrahámica) y viendo que están perdiendo parte del mercado de las supersticiones, vea como una necesidad evangelizar (promocionar y vender su producto) y renovar su imagen pública (cambiando sus campañas de marketing  – reemplazando a sus vendedores, no su ideología).