Fundamentos neuronales y cognitivos de la creencia religiosa

Autores del estudio

  1. Dimitrios Kapogiannisa,b,
  2. Aron K. Barbeya,c,
  3. Michael Sua,
  4. Giovanna Zambonia,
  5. Frank Kruegera and
  6. Jordan Grafman

Estudio

Proponemos un marco neurocientífico cognitivo integrador para la comprensión de los fundamentos cognitivos y neurales de la creencia religiosa. Nuestro análisis revela 3 dimensiones psicológicas de la creencia religiosa:

un nivel de percepción de participación de Dios,

resonancia creencias religiosas

un nivel de percepción de una emoción de Dios,

resonancia creencias religiosas 2

y un nivel de conocimiento religioso doctrinal / experiencial),

resonancia creencias religiosas 3

que según la resonancia magnética funcional se localizan dentro de las redes de procesamiento de la teoría de la mente con respecto a la intención y la emoción, la semántica abstracta, y las imágenes.

Nuestros resultados son únicos en la demostración de que los componentes específicos de las creencias religiosas están mediados por redes cerebrales conocidas, y apoyan las teorías psicológicas contemporáneas que fundamentan que la creencia religiosa se encuentra dentro de las funciones cognitivas de adaptación evolutiva.

Fuentes:

http://www.pnas.org/content/106/12/4876.abstract

http://www.pnas.org/content/106/12/4876.full.pdf+html (Texto completo)

Científicos presentan un mapa con las conexiones del cerebro humano

Este mapa muestra la disposición de los genes y las conexiones neuronales en el cerebro humano.

1922732

Científicos del Allen Institute for Brain Science -una organización sin fines de lucro dedicada a acelerar la comprensión de cómo funciona el cerebro humano-, ha presentado “un mapa” que muestra la disposición de los genes y las conexiones neuronales, lo que permitirá facilitar su estudio y el de trastornos como el autismo, según se publica la revista Nature.

El equipo dirigido por Ed Lein ha compuesto su mapa digital del cerebro a mitad del periodo de gestación mediante la transcripción de datos obtenidos del proyecto BrainSpan Atlas of the Developing Human Brain (atlas cerebral completo del cerebro humano en desarrollo), auspiciado por el Gobierno de Estados Unidos.

En este mapa del cerebro humano en desarrollo se muestra donde los genes se activan y desactivan en el cerebro durante la mitad del embarazo con una resolución sin precedentes.

Los datos entregados proporcionan una visión excepcional sobre enfermedades como el autismo que se vinculan con el desarrollo temprano del cerebro, y los orígenes de la singularidad humana.

“Este atlas ya está transformando la manera en los científicos se acercan a el desarrollo del cerebro humano y los trastornos del neurodesarrollo como el autismo y la esquizofrenia”, señala Thomas R. Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental.

Ello, pues la estructura y funcionamiento del cerebro humano se determina en buena medida por “procesos de transcripción prenatales que inician la expresión de los genes“, afirman los expertos, pero sin embargo hasta ahora la ciencia tiene poco conocimiento de ese cerebro en desarrollo.

Esta laguna se llena en parte “con la detallada transcripción del atlas del cerebro humano a mitad de gestación” presentada por Lein, indica la revista.

MAPA DE LAS CONEXIONES NEURONALES DE UN RATÓN

 

En otra iniciativa del Allen Institute también también divulgada en Nature, Hongkui Zeng y sus colegas presentan el primer mapa de las conexiones neuronales del cerebro de un mamífero, en este caso un ratón. 

Este mapa -el más completo hasta la fecha de cualquier especie de vertebrado-, proporciona nuevos conocimientos sobre las formas en que las regiones del cerebro se comunican y se enmarca en el proyecto Allen Mouse Brain Connectivity Atlas, que se completó en marzo, tal como estaba previsto. 

Esta transcripción del principal órgano de este vertebrado “ofrece nueva información sobre cómo se comunican las diferentes regiones del cerebro“, indican los científicos, lo que puede servir también para el estudio del cerebro humano.

1922690

Esta imagen muestra un diagrama de cableado circular de conexiones entre las 215 regiones diferentes de todo el cerebro del ratón. Las conexiones procedentes de 11 regiones corticales se destacan en diferentes tonos de colores, y el resto se muestra en gris.

Fuente: Tendencias (2014)

Estudios:

Publicaciones científicas del Allen Institute

Mapas interactivos:

Mapa genético interactivo del cerebro humano.

2015-05-15_090143

Mapa de conexiones neuronales del cerebro en el ratón

2015-05-15_090053

Mentes interactuando – una base biológica

La capacidad de “mentalizar” (entender y manipular el comportamiento de otras personas en términos a sus estados mentales) es un ingrediente importante en el éxito en las interacciones sociales. Una forma rudimentaria de esta capacidad puede verse en los grandes simios, pero en los seres humanos se desarrolla a un nivel superior. Los impedimentos específicos de mentalización en ambos trastornos del desarrollo y adquiridos sugieren que esta capacidad depende de un sistema cerebral dedicado y circunscrito.

Cortex

Estudios de imágenes funcionales implican a la corteza medial prefrontal y posterior del surco superior temporal (STS) como los componentes de este sistema. Las pistas para la función específica de estos componentes en la mentalización provienen de estudios de grabación de células individuales: el STS se ocupa de representar las acciones de los demás a través de la detección de movimiento biológico; las regiones prefrontales mediales tienen que ver con la representación explícita de los estados del yo. Estas observaciones sugieren que la capacidad de mentalizar ha evolucionado a partir de un sistema de representación de las acciones.

Review

Fuentes:

 Interacting Minds–A Biological Basis (Science)

Interacting minds–a biological basis.(Pub-Med)

Qué hace que la mayoría no sea capaz de comprender y aceptar lo científicamente correcto

: ¿Por qué algunas ideas científicas son difíciles de creer? ¿Qué hace que la mente humana sea tan resistente a ciertos tipos de hechos, incluso cuando estos hechos están respaldados por grandes cantidades de evidencia?

Un nuevo estudio sobre la cognición, dirigido por Andrew Shtulman en el Occidental College, ayuda a explicar la cerrazón de nuestra ignorancia. Como señala Shtulman, las personas no son pizarras en blanco, deseosas de asimilar los últimos conocimientos en su visión del mundo. Más bien están equipadas con todo tipo de intuiciones ingenuas sobre el mundo, muchas de las cuales no son ciertas. Por ejemplo, la gente normalmente cree que el calor es un tipo de sustancia, y que el sol gira alrededor de la tierra. Y luego está la ironía de la evolución: nuestros puntos de vista sobre nuestro propio desarrollo no parecen estar evolucionando.

Esto significa que la educación científica no es simplemente una cuestión de aprender nuevas teorías. Sino que, más bien, también requiere que los estudiantes desaprendan sus instintos, despegándose así las falsas creencias de forma que la serpiente mude su vieja piel.

Para documentar la tensión entre los nuevos conceptos científicos y nuestras intuiciones pre-científicas, Shtulman inventó una prueba sencilla. Pidió a ciento cincuenta estudiantes universitarios que habían tomado varias clases de ciencias a nivel universitario y matemáticas para que leyeran varios cientos de declaraciones científicas. Se pidió a los estudiantes que evaluaran la veracidad de esas declaraciones lo más rápido posible.

Para hacer las cosas interesantes, Shtulman dio las declaraciones a los estudiantes que eran tanto de forma intuitiva y objetivamente verdaderas (“La Luna gira alrededor de la Tierra”) como las declaraciones cuya veracidad científica contradice nuestras propias intuiciones (“La Tierra gira alrededor del sol”).

Como era de esperar, los estudiantes tardaron mucho más tiempo en evaluar la veracidad de las afirmaciones científicamente ciertas que están en contra de nuestros instintos. En cada categoría científica, desde la evolución de la astronomía a la termodinámica, los estudiantes hicieron una pausa antes de aceptar que la tierra gira alrededor del sol, o que la presión produce calor, o que el aire está compuesto de materia. Aunque sabemos que estas cosas son verdaderas, tenemos que retroceder en contra de nuestros instintos, lo que conduce a un retraso medible.

Lo sorprendente de estos resultados es que, incluso después de que interiorizamos un concepto científico – la gran mayoría de los adultos  reconocen ahora la certeza de Copérnico de que la Tierra no es el centro de del universo – la creencia primigenia perdura en la mente. Nunca desaprendemos plenamente nuestras intuiciones erróneas sobre el mundo. No acabamos de aprender a ignorarlas.

Shtulman y colegas resumen sus conclusiones:

Cuando los estudiantes aprenden teorías científicas que están en conflicto con teorías ingenuas anteriores, ¿qué ocurre con las teorías anteriores? Nuestros hallazgos sugieren que las teorías ingenuas son reprimidas por las teorías científicas, pero no suplantadas por ellas.

Este nuevo trabajo no solo ofrece una explicación convincente de por qué los estadounidenses son tan resistentes a determinados conceptos científicos como la teoría de la evolución porque, por ejemplo, contradice tanto nuestras ingenuas intuiciones y nuestras creencias religiosas,  sino que también se basa en investigaciones previas que documentan el proceso de aprendizaje dentro de la cabeza. Hasta que no entendamos por qué algunas personas creen en la ciencia nunca entenderemos por qué la mayoría de la gente no.

En un estudio realizado en 2003, Kevin Dunbar, psicólogo de la Universidad de Maryland, mostró a unos estudiantes de pregrado algunos videos cortos de dos bolas de diferentes tamaños que caían. El primer clip mostró las dos bolas cayendo a la misma velocidad. El segundo clip mostró la bola más grande cayendo a un ritmo más rápido. El metraje fue una reconstrucción del famoso (y probablemente apócrifo) experimento realizado por Galileo en el que dejaba caer dos balas de cañón de diferentes tamaños desde la Torre de Pisa. Todas las bolas de metal usadas por Galileo  aterrizaron exactamente al mismo tiempo refutando así a Aristóteles, quien afirmaba que los objetos más pesados ​​caían más rápido.

Mientras los estudiantes estaban viendo las imágenes, Dunbar les pidió que seleccionaran la representación más exacta de la gravedad. No es sorprendente que los estudiantes de pregrado sin conocimientos sobre física estuvieran en desacuerdo con Galileo. Ellos encontraron que las dos bolas no caían a la misma velocidad  siendo profundamente poco realistas (Intuitivamente, todos somos aristotélicos). Por otra parte, cuando Dunbar monitorizó a los sujetos con una máquina de resonancia magnética funcional (fMRI), descubrió que mostrando a mayores no físicos el vídeo correcto desencadenó en ellos un patrón particular de activación cerebral: había un pequeño flujo de sangre en la anterior corteza cingulada, un cuello de tejido situado en el centro del cerebro. La ACC se asocia típicamente con la percepción de los errores y contradicciones – los neurocientíficos a menudo se refieren a ella como parte del circuito “Oh, ¡mierda!” – así que tiene sentido que este se active cuando vemos un video de algo que parece incorrecto, incluso si es correcto.

Estos datos no son sorprendentes; ya sabemos que la mayoría de los estudiantes sin una licenciatura carecen de un conocimiento básico sobre ciencia. Pero Dunbar también llevó a cabo el experimento con estudiantes de física. Como era de esperar, su educación les permitió identificar el error; sabían que la versión de Galileo era correcta.

Pero resultó que algo interesante estaba ocurriendo dentro de sus cerebros que les permitió sostener esta creencia. Cuando vieron el video científicamente correcto, el flujo sanguíneo aumentó hacia una parte del cerebro llamada corteza prefrontal dorsolateral, o DLPFC. El córtex prefrontal dorsolateral está situado justo detrás de la frente y es una de las últimas áreas del cerebro que se desarrolla en los adultos jóvenes. Desempeña un papel crucial en la supresión de las denominadas representaciones no deseadas, deshaciéndose de esos pensamientos que no son provechosos o útiles. Si usted no quiere pensar en el helado que tiene en el congelador o necesidad centrarse en una tarea tediosa, su DLPFC probablemente le dificultará el trabajo.

Según Dunbar, la razón por la cual los estudiantes de física usaban el córtex prefrontal dorsolateral es porque estaban ocupados suprimiendo sus intuiciones, resistiéndose al encanto del error de Aristóteles. Sería mucho más conveniente si las leyes de la física se alinearan con nuestras ingenuas creencias o que la evolución fuera incorrecta y los seres vivos no evolucionaran a través de mutaciones al azar. Pero la realidad no es un espejo; la ciencia está llena de hechos incómodos. Y esta es la razón por la cual creer en la versión correcta de las cosas requiere mucho más trabajo.

Por supuesto, el trabajo mental adicional no siempre es agradable (Hay también una razón denominada “disonancia cognitiva”). Tomó unos pocos cientos de años que la revolución copernicana fuera la corriente principal. Al ritmo actual, la revolución darwiniana, al menos en Estados Unidos, necesitará el mismo tiempo.

Fuente: Newyorker

Los religiosos son significativamente más propensos a creer en el creacionismo y elegir al partido republicano (EE.UU)

En Estados Unidos, el 46% mantiene un punto de vista férreamente creacionista sobre los orígenes del hombre

PRINCETON, NJ (1 de junio de 2012) – El 46% de los estadounidenses cree en el punto de vista creacionista de que Dios creó a los humanos en su forma actual de forma simultánea en los últimos 10.000 años. La prevalencia de este punto de vista creacionista sobre el origen de los seres humanos es esencialmente la misma de hace 30 años, cuando Gallup preguntó por primera vez sobre dicha cuestión. Alrededor de un tercio de los estadounidenses cree que los humanos evolucionaron, pero con la guía de Dios; y el 15% dice que el ser humano ha evolucionado, pero Dios no formó parte en el proceso.

mtmhrggv0u278tchtddptw

Gallup pidió a los estadounidenses que elegieran entre estas tres explicaciones para el origen y desarrollo de los seres humanos 11 veces desde 1982. A pesar de que los porcentajes que eligen cada vista han variado de una encuesta a otra, el 46% que eligen hoy la explicación creacionista es prácticamente la misma media que el 45% en ese período – y muy similar a la del 44% que eligió esa explicación en 1982. El 32% que optan por la vista de “evolución teísta” (los humanos evolucionaron bajo la guía de Dios) es ligeramente inferior a la media de 30 años de 37 %, mientras que el 15% de los eligió la visión de la evolución secular es ligeramente más alto (12%).

La mayoría de los estadounidenses que son religiosos son más susceptibles de ser creacionistas

La redacción de las preguntas de Gallup enmarca explícitamente las tres alternativas en términos de la participación de Dios en el proceso de desarrollo humano, por lo que es menos sorprendente que sea más probable en los más religiosos en América tenga un punto de vista creacionista.

p3gshqcilkmy2v6l50vyqg

Dos tercios de los estadounidenses que asisten a servicios religiosos semanalmente eligen la alternativa creacionista, en comparación con el 25% de aquellos que dicen que rara vez o nunca asisten a la iglesia. Los puntos de vista de los estadounidenses que asisten casi todas las semanas desciende mensualmente entre los de los otros dos grupos. Sin embargo, aquellos que rara vez o nunca asisten a la iglesia son más propensos a creer que Dios guió el proceso evolutivo que a creer que los humanos evolucionaron sin el aporte divino.

La mayoría de los republicanos son creacionistas

Los estadounidenses más religiosos son más propensos a ser republicanos que los que son menos religiosos, lo que ayuda a explicar la relación entre el partidismo y las creencias sobre los orígenes humanos. La principal distinción es entre republicanos y todos los demás. Mientras que el 58% de los republicanos creen que Dios creó a los humanos en su forma actual en los últimos 10.000 años, sólo el 39% de los independientes y el 41% de los demócratas están de acuerdo en esto.

krapogu7vkyiw8jwir3tsg

Las personas que tienen estudios de postgrado son menos propensas a creer en la explicación creacionista

Los estadounidenses con formación de postgrado son los que tienen más probabilidad de todos los grupos educativos de decir los humanos evolucionaron sin la guía de Dios, y menos propensos a decir que Dios creó a los humanos en su forma actual en los últimos 10.000 años. El punto de vista creacionista “gana” entre los estadounidenses con menos nivel educativo.

p_yjcwwaxuor-xzl2te4qa

Implicaciones

A pesar de los muchos cambios que han tenido lugar en la sociedad y la cultura estadounidense en los últimos 30 años, incluyendo los nuevos descubrimientos en la ciencia biológica y social, no ha habido prácticamente ningún cambio sostenido en opiniones de los estadounidenses sobre el origen de la especie humana desde 1982. El 46% de los estadounidenses que hoy en día creen que Dios creó a los humanos en su forma actual en los últimos 10.000 años ha cambiado muy poco desde el 44% que creía esto hace 30 años, cuando Gallup preguntó por primera vez esta cuestión.

En términos más generales, el 78% de los estadounidenses hoy creer que Dios tuvo una mano en el desarrollo de los seres humanos de alguna manera, sólo un poco menor que el porcentaje que sentía esto hace 30 años.

Con todo, no hay evidencia de esta tendencia de un movimiento sustancial hacia un punto de vista secular sobre los orígenes humanos.

La mayoría de los estadounidenses no son los científicos y, por supuesto, no se puede esperar que entiendan todos los últimos datos y puntos de vista que competen en el desarrollo de la especie humana. Aún así, sería difícil discutir que la mayoría de los científicos que estudian los seres humanos están de acuerdo en que las especies evolucionaron durante millones de años, y que relativamente pocos científicos creen que los seres humanos comenzaron en su forma actual hace sólo 10.000 años sin el beneficio de la evolución. Así, casi la mitad de los estadounidenses de hoy mantienen una creencia, al menos medida por esta pregunta redactada, que está en desacuerdo con la preponderancia de la literatura científica.

Metodología

Los resultados de esta  encuesta de Gallup en EE.UU. se basaron en entrevistas telefónicas llevadas a cabo del 3 a 6 de mayo de 2012, con una muestra aleatoria de 1.024 adultos, a mayores de 18 años que vivían en los 50 estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia.

Para obtener resultados basados ​​en la muestra total de adultos nacionales, con una confianza del 95% de que el margen de error máximo de muestreo, es de ± 4 puntos porcentuales.

Las entrevistas se llevaron a cabo a encuestados mediante teléfonos fijos y teléfonos celulares, con entrevistas realizadas en español para los encuestados que son principalmente de habla hispana. Cada muestra incluye una cuota mínima de 400 encuestados mediante telefonía móvil y 600 encuestados mediante fija por cada 1.000 adultos nacionales, con cuotas mínimas adicionales entre los encuestados de línea fija por región. Los números de teléfono de línea fija son elegidos al azar entre los números de teléfono que aparecen. Los números de teléfono celular se seleccionan utilizando métodos digitales de marcación aleatoria. Los encuestados por fijo son elegidos al azar dentro de cada hogar sobre la base a qué miembro tenía el cumpleaños más reciente.

Las muestras se ponderan por sexo, edad, raza, etnia hispana, educación, región,  adultos del hogar, y estado del teléfono (teléfono celular sólo / línea fija sólo / tanto, teléfono celular en su mayoría, y que tiene un número de teléfono fijo no inscrito). Los objetivos de ponderación demográficos se basan en las cifras de marzo de 2011 del Current Population Survey de mayores de 18 años y población adulta no institucionalizada que viven en hogares con teléfono en Estados Unidos. Todos los márgenes reportados de error de muestreo incluyen los efectos de diseño calculados para la ponderación y diseño de la muestra.

Además de error de muestreo, la redacción de las preguntas y las dificultades prácticas en la realización de encuestas pueden introducir errores o sesgos en los resultados de las encuestas de opinión pública.

Ver metodología, resultados completos, y tendencias de los datos.

Fuente: El punto de vista creacionista (Gallup)

Estudio sobre Actitudes Sociales de los españoles

Estudio Fundación BBVA sobre Actitudes Sociales de los Españoles. (ver completo)

Estudio donde se puede observar, entre otros datos, que el 23,4 % declara no pertenecer a ninguna religión, menor pertenencia a la religión católica cuanto mayor es el nivel académico y más entre jóvenes que en personas de mayor edad (sobre todo mujeres). De entre los encuestados, el 10,3 % declara no creer en ningún dios (ateo) y un 10,4 % declara no saberlo y afirma que no puede saberse (agnóstico).

El 49,4 % nunca acude a ceremonias religiosas y el 42,3 % nunca reza. De entre los encuestados, el 38,5 % de los católicos no acude nunca a ceremonias religiosas y el 30,3 % nunca reza. Ni si quiera la BBC (Bodas, bautizos y comuniones) se libra de que un 21,3 % de católicos no haya asistido a ninguno durante el último año.

El 50,1 % piensa que no es necesaria una religión para tener valores y actuar de un modo ético. De entre ellos, un 42,3 % de católicos.

Sólo un 35,1 % está de acuerdo con la afirmación “las personas con creencias religiosas hacen que las sociedades sean moralmente mejores”.  El 41,6% no lo está y un 18,1% se mantiene neutral.

8 de cada 10 personas piensa que vivir en pareja sin casarse es aceptable y 6 de cada 10 personas aceptan el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El 44% (43,8 %) de personas acepta que las parejas del mismo sexo adopten niños frente un 42% (41,7 %) que no.

El 34,2 % de los españoles cree en el geocentrismo y una media del 14% es antievolucionista

Más de un tercio de los españoles (34,2%) viven en un universo precopernicano en el que el Sol gira alrededor de la Tierra, según la Encuesta de percepción social de la ciencia y la tecnología en España 2006, encargada por laFundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) y hecha a partir de más de 7.000 entrevistas. El dato, incluido en el informe oficial, lo recordó ayer Flora de Pablo, profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Centro de Investigaciones Biológicas de Madrid, en el I Seminario de Comunicación Científica organizado por la Fundación Biofísica Bizkaia en Bilbao. La publicación de la encuesta no va más allá, pero en Magonia sí podemos hacerlo porque tenemos más información que la que la Fecyt ha hecho pública. Si que el 34% de nuestros paisanos tenga una visión geocéntrica del Cosmos le parece a usted inquietante, más le parecerá lo que ocurre en Canarias, donde los precopernicanos son el 59,4% de la población, y en Asturias, donde llegan al 48,9%, un 17,5% de los murcianos, el 19,3% en Aragón y un 40,5% de los valencianos se declaran geocentristas.

Uno de cada cinco universitarios españoles cree que el Sol gira alrededor de la Tierra, que toda la radiactividad es producida por el hombre y que los primeros humanos convivieron con los dinosaurios; y casi uno de cada dos (41,4%), que los antibióticos curan enfermedades causadas por virus.

geocentricos-1

geocentricos-2

ANTIEVOLUCIONISTAS

Según este estudio, el 72,5% de los españoles está convencido de que “los seres humanos provienen de especies animales anteriores”, un 13,3% no lo sabe y sólo un 14,1% dice que no es así. El antievolucionismo crece con la edad, disminuye cuanto mayor es la formación académica y es un poco más alto entre las mujeres que entre los hombres. Las comunidades autónomas más antievolucionistas son Extremadura (20,9% de rechazo), País Valenciano (18,9%), Castilla León (17,7%) y Cataluña (17,3%) mientras que las más favorables a la teoría de la evolución son Murcia (87,3%), Canarias (84,4%), Asturias (81,5%) y Madrid (81,3%).

Esta información detallada no está disponible ni en la web de la Fecyt, ni en la publicación del estudio:

evolucion-comunidades-autonomas

Estudio: Percepción social de la ciencia y la tecnología en España 2006

 

Fuente: Magonia

Estudios relacionados:

El 18% de los estadounidenses, 16% de alemanes y el 19% de ingleses creen en el geocentrismo.

En lo que creen los estadounidenses.

La superstición de las palomas–Skinner

La superstición de la paloma es un experimento ya clásico de Skinner que fue llevado a cabo en 1948.

En este experimento participaron ocho palomas hambrientas, las cuales fueron introducidas en la denominada caja de Skinner.

Una cámara de condicionamiento operante (conocida también como caja de Skinner) es un instrumento de laboratorio utilizado en análisis experimental del comportamiento para estudiar el comportamiento de los animales. Fue creada por Burrhus Frederic Skinner. Estas cajas se caracterizaban por contener algún tipo de mecanismo que garantizaba que el animal adquiría el alimento (estímulo positivo que favorecía el condicionamiento que pretendía lograrse) en el caso de que realizara aquella actividad que el investigador pretendía estimular (por ejemplo, pulsar una palanca).

En ésta, las palomas disponían de comida a intervalos regulares con independencia de la respuesta que emitieran. No obstante, en este experimento se observó un condicionamiento evidente en todas las palomas.

Un aspecto importante de este experimento fue las respuestas condicionadas que adoptaron las palomas. Por ejemplo, una de las palomas aprendió a dar vueltas en sentido contrario a las agujas del reloj alrededor de la caja, otra paloma pegaba su cabeza a una de las esquinas superiores de un modo muy característico y un tercer sujeto desarrolló la respuesta de sacudir la cabeza.

Cada paloma desarrolló una respuesta propia, idiosincrática. Tanto fue así que daba la impresión de que las palomas se comportaban de ese modo tan particular debido a que creían que su conducta provocaría la aparición de la comida. Nada más lejos de la realidad. Es por este motivo por el que a esta conducta se le denominó supersticiosa.

Relaciones entre el deseo de control y la superstición

El deseo de control hace referencia a la motivación por controlar los acontecimientos que suceden en la vida cotidiana. En los últimos años han proliferado investigaciones sobre la relación entre el deseo de control y la superstición. Los resultados ponen de manifiesto que las diferencias individuales en el deseo de control moderan la emergencia del pensamiento supersticioso.

El objetivo de este trabajo es doble, instrumentalmente se pretende aportar evidencias de validez de la versión española de una escala de deseo de control al relacionarla con la presencia de supersticiones. Por otro lado, se pretende abordar el estudio de las relaciones entre el deseo de control y la superstición en facetas no estudiadas hasta el momento.

Han participado 162 personas, 48 hombres y 114 mujeres, con una edad media de 30 años.

Los resultados muestran que en una situación no amenazante, las personas con bajo deseo de control son más supersticiosas y reconocen más supersticiones que las personas con medio y alto deseo de control. Se ha encontrado que la confianza que aportan las supersticiones parece ser la causa por la que las personas las utilizan, frente a la buena suerte o la protección.

Fuente:

Relaciones entre el deseo de control y la superstición
Jesús-María de Miguel, Noemy Martín & María-Oliva Márquez
Estudios de Psicología.
Taylor & Fancis

La correlación entre creencias mágicas y variables sociodemográficas

Se averiguó la contribución de las variables sociodemográficas de sexo, edad y nivel
socioeconómico al nivel y tipo de creencias mágicas que reportan las personas.
Se pidió a 360 personas que contestaran un cuestionario de creencias mágicas
indicando su grado de acuerdo o desacuerdo con 41 afirmaciones divididas en
cuatro categorías: experiencias extraordinarias, superstición, religión y comunicación
paranormal. Utilizando análisis de varianza de tres factores tanto para el
puntaje global como para los puntajes obtenidos en cada una de las categorías
incluidas en el cuestionario, se encontró que el nivel socioeconómico fue la variable
que más contribuyó a determinar el tipo de creencias mágicas de las personas,
seguido de la edad y finalmente el sexo. Estos resultados apoyan el argumento
de que las creencias mágicas son producto del ambiente sociocultural en el que se
desarrolla cada persona.

Fuente:

La correlación entre creencias mágicas y variables sociodemográficas

Cristina Guerrero, Raúl Ávila y Patricia Miranda
Facultad de Psicología
Universidad Nacional Autónoma de México.

Encuesta revela que los cristianos no conocen su religión: siguen sin coincidir en sus creencias y muchas son heréticas

La mayoría de los evangélicos estadounidenses tienen opiniones condenadas como heréticas por algunos de los consejos (o concilios) más importantes de la Iglesia primitiva.

Una encuesta publicada hoy por LifeWay Research para Ligonier Ministriesrevela un nivel significativo de confusión teológica,” dijo Stephen Nichols, director académico de Ligonier. Muchos evangélicos no tienen puntos de vista ortodoxos acerca de Dios o los seres humanos, especialmente en las cuestiones de la salvación y el Espíritu Santo, dijo.

Los evangélicos hicieron puntuación alta en varios puntos. Casi todos creen que Jesucristo resucitó de entre los muertos (96%), y que la salvación se encuentra a través de Jesús solo (92%). Una fuertes mayoría dijo que Dios es soberano sobre todas las personas (89%) y que la Biblia es la Palabra de Dios (88%).

Y en algunos casos, el problema parece ser la incertidumbre en vez de la herejía. Por ejemplo, sólo el 6 % de los evangélicos piensan que el Libro de Mormón es una revelación de Dios, pero un 18 % adicional no está seguro y cree que podría serlo.

49211
Jesús, ¿casi tan bueno como su Padre?

Casi todos los evangélicos dicen que creen en la Trinidad (96%) y que Jesús es plenamente humano y plenamente divino (88%).

Sin embargo, casi una cuarta parte (22%) dijo que Dios el Padre es más divino que Jesús, y el 9 % no estaba seguro. Además, el 16 % dice que Jesús fue la primera criatura creada por Dios, mientras que el 11 % no estaba seguro.

Para estar seguros, frases como “Hijo unigénito” (Juan 3:16) y “el primogénito de toda la creación” (Col. 1:15) han llevado a otros en la historia a mantener estos puntos de vista, también. En el siglo IV, un sacerdote de Libia llamado Arrio (c.250-336) anunció: “Si el Padre engendró al Hijo, entonces el que era engendrado tenía un principio. … Hubo un tiempo en que el Hijo no era.”  La idea, conocida como arrianismo ganó un gran atractivo incluso entre el clero. Pero no lo fue sin oposición. Los teólogos Alejandro y Atanasio de Alejandría, Egipto, argumentaron que Arrio negaba la verdadera divinidad de Cristo. Cristo no es de sustancia similar a Dios, explicaron, pero sí de la misma sustancia.

Creyendo que el debate podría dividirse el Imperio Romano, el emperador Constantino convocó el primer concilio ecuménico de la iglesia en Nicea en el año 325 d.e.c. El consejo, que comprendía a más de 300 obispos, rechazó el arrianismo como una herejía y mantuvo que Jesús comparte la misma sustancia eterna con el Padre. La ortodoxia luchó para obtener la aprobación popular, sin embargo, varias herejías que giran en torno a Jesús continuaron extendiéndose. En el segundo concilio ecuménico en Constantinopla en el año 381 d.e.c, los líderes de la iglesia reiteraron su condena del arrianismo y ampliaron el Credo de Nicea para describir a Jesús como “el Hijo unigénito de Dios, engendrado del Padre antes de todos los mundos, Luz de Luz, Dios verdadero de verdadero Dios, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho “.

En otras palabras, votaron que el Hijo no es un ser creado, ni puede ser menos divino que el Padre.

49212
El Espíritu Santo: ¿¡Que la Fuerza te acompañe!?

Pero si en algún momento los evangélicos entienden las doctrinas acerca de Jesús, el tercer miembro de la Trinidad lo tiene mucho peor. Más de la mitad (51%) dijo que el Espíritu Santo es una fuerza, no un ser personal. El 7 % no estaba seguro, mientras que sólo el 42 % afirmó que el Espíritu es una persona.

Y el 9 % dijo que el Espíritu Santo es menos divino que Dios Padre y Jesús. El mismo porcentaje respondió “no estoy seguro.”

Al igual que el arrianismo, la confusión sobre la naturaleza y la identidad del Espíritu se remonta a la Iglesia primitiva. Durante la segunda mitad del siglo IV, sectas como semiarrianos y Pneumatomachi (griego para “Espíritus combatientes“) creían en “el Espíritu Santo” –como se enseñó en el Primer Concilio de Nicea (325 d.e.c)- pero dijeron que el Espíritu era de una esencia diferente del Padre y del Hijo. Algunos dijeron que el Espíritu era una criatura, y los demás entendieron que el Espíritu era una fuerza o poder, no una persona de la Trinidad.

En Constantinopla, 150 obispos reunidos para discutir estas herejías, entre otras cuestiones, afirmaron que “el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo tienen una sola divinidad, poder y sustancia, una dignidad que merece el mismo honor y soberanía de un co-eterno, en tres hipóstasis más perfectas, o tres personas perfectas“, afirmando la plena divinidad y personalidad del Espíritu Santo, la iglesia descartó el Semiarrianismo y Pneumatomachianism (a los cuales condenó junto con el Macedonianismo y el Apolinarismo.

49213
Salvación: ¿Quién da el primer paso?

La naturaleza humana y la salvación son otras áreas de confusión para los encuestados. Dos de cada tres (68%) dice que una persona obtiene la paz con Dios mediante la búsqueda de Dios en primer lugar, y después Dios responde con gracia. Un porcentaje similar (67%) dijo que las personas tienen la capacidad de convertir a Dios en la propia iniciativa. Sin embargo, la mitad (54%) piensa también que la salvación comienza con Dios, que actúa en primer lugar. Entonces, ¿cuál es?

En el siglo V, un monje inglés llamado Pelagio sostenía el argumento de que las personas pueden elegir a Dios por la fuerza de su propia voluntad. El pecado de Adán, enseñó, no sabotea la libertad humana, por lo que todavía tiene esta humanidad la capacidad de elegir y seguir a Dios por la fuerza su voluntad.

Su escuela de pensamiento, conocida como el pelagianismo, fue denunciada en el Concilio de Cartago en el 418 d.e.c. y más tarde en el Concilio de Éfeso en el 431 d.e.c. Una variación, conocida como Semipelagianismo, surgida poco después, afirmó que no es el pecado original, sino la enseñanza de que los seres humanos toman la iniciativa en la salvación. El Concilio de Orange en 529 d.e.c  rechazó el Semipelagianismo como herético, sosteniendo que la fe es un don de la gracia de Dios y no se origina en nosotros mismos.

Más de la mitad de los encuestados (55%) dijo que las personas tienen que contribuir a su propia salvación. Esto, sin embargo, es un tema debatido. Algunos cristianos – como católicos romanos, ortodoxos y algunos protestantes – creen que los seres humanos cooperan con la gracia de Dios en la salvación. Otros creen que nuestros esfuerzos pueden no contribuir en nada, a pesar de que responden que la gracia de Dios es un elemento necesario de la conversión. Sin embargo, la enseñanza  histórica cristiana en todas las ramas sostiene que cualquier papel que desempeñen los seres humanos se inspira en última instancia por la obra del Espíritu de Dios. El Concilio de Orange (Can 6) lo puso de esta manera:

Si alguno dice que se nos confiere divinamente misericordia cuando sin la gracia de Dios creemos, queremos, deseamos, nos esforzamos, trabajamos, oramos, vigilamos, estudiamos, pedimos, buscamos, llamamos, y no confiesa que por la infusión e inspiración del Espíritu Santo se da en nosotros que creamos y queramos o que podamos hacer, como se debe, todas estas cosas; y condiciona la ayuda de la gracia a la humildad y obediencia humanas y no consiente en que es don de la gracia misma que seamos obedientes y humildes, resiste al Apóstol que dice: ¿Qué tienes que no lo hayas recibido? [1 Cor. 4, 7]; y: Por la gracia de Dios soy lo que soy [1 Cor. 15, 10].

Un problema histórico con Soluciones Históricas

Nichols de Ligonier dijo que si bien los resultados del estudio son decepcionantes, no son exclusivos de nuestro tiempo o cultura, o irreversibles.

“La iglesia en cada época se ha enfrentado a la confusión teológica y la herejía. En esta encuesta vemos una llamada de atención a la iglesia. No podemos asumir la próxima generación, o incluso esta presente un cogerá una teología ortodoxa simplemente por estar en la iglesia ”

John Stackhouse, profesor de teología y cultura en Regent College en Vancouver, está de acuerdo. “Seguimos manteniendo la educación cristiana de adultos en baja estima“, dijo. “Un sermón el domingo por la mañana y un estudio conversado de la Biblia durante la semana no va a hacer el trabajo de informar y transformar las mentes de las personas a lo largo de las líneas de la creencia cristiana ortodoxa.”

La encuesta de Lifeway también encontró que  9 de cada 10 evangélicos creer la iglesia local no tiene autoridad para decir que una persona no es un cristiano.

Pero Stackhouse dijo que no está seguro de que los esfuerzos más fuertes de las iglesias para instruir a sus congregantes elevarían los números. La encuesta, señaló, se hizo a autodenominados evangélicos, y muchos de los que tienen creencias poco ortodoxas, conjeturó, pueden no ser asistentes regulares a misa. “Seguimos teniendo un problema de mala relación pública en cuanto a la expresión evangélica“, dijo.

(LifeWay Research, dice que la encuesta utilizada fue un balance de un panel en línea de los meses de febrero y marzo. De las primeras 3.000 respuestas de la encuesta, este informe vió que 557 vinieron de protestantes que se describen a sí mismos como evangélicos – que serían de alrededor del 19 % de la población estadounidense)

Nota:  se han eliminado los comentarios de conclusiones y opiniones de teólogos y apologistas del final del artículo por ser irrelevantes. (véase la fuente para conocerlas)

Encuesta: Americans Believe in Heaven, Hell, and a Little Bit of Heresy

theology-God

theology-HeavenHell

theology-Bible

theology-Sin

Fuente:

ChristianityToday

Estudios relacionados:

En lo que creen los estadounidenses

18 % de los estadounidenses cree en el geocentrismo

6 de cada 10 líderes evangélicos cree en un rapto inminente y en la necesidad de evangelizar incluso a ateos.

El 54% de los adultos estadounidenses cree que lo que se dice en la Biblia es literalmente cierto.

En EE.UU. los ateos y agnósticos saben más de religión que los creyentes.

En lo que creen los estadounidenses

Tenemos otra encuesta reciente sobre lo que creen los estadounidenses. Realizada por la Chapman University, la encuesta cubre una gran cantidad de territorio, de afiliación y práctica religiosa sobre lo que la gente teme y sobre lo que creen acerca de temas científicos y paranormales. Puede descargar el informe completo de 73 páginas con los resultados desde el enlace.

Encontrará algunos resultados interesantes ahí, como por ejemplo que el 18,2% de los estadounidenses tienen al menos algo de miedo a los zombis. Con este tipo de preguntas tendríamos que preguntarnos si el 18,2% de los estadounidenses es realmente tan divertido como sus respuestas en las encuestas.

Las creencias religiosas parecen, en gran parte, no haber cambiado durante las últimas décadas. Alrededor del 35% de la gente cree que el mundo terminará en un Armagedón bíblico.  Mientras tanto, el 45% de la gente cree que un día desarrollaremos naves espaciales que puedan viajar más rápido que la velocidad de la luz. Esto podría explicar por qué Star Trek es más popular que años atrás. 

Alrededor del 76% de personas a las que tomaron la encuesta temen que una gran epidemia o una importante pandemia llegará en algún momento en los próximos 25 años. Aunque eso no es un miedo irracional en sí mismo: Las principales epidemias ocurren con bastante regularidad. La encuesta no dice nada acerca de la muerte en una epidemia, sólo que una va a suceder. La misma cantidad, el 76%, temen un ataque nuclear o biológico importante en los próximos 25 años.

De los encuestados, el 46% están preocupados porque creen que un asteroide impactará devastadoramente en los EE.UU. en los próximos 25 años. Supongo que la gente estuvo leyendo el libro de Phil Plait, Muerte desde los cielos. Cuando preguntaron acerca de un ataque por EMP (impulso electromagnético), el 66% estaba preocupado, pero no sobre una eyección de masa coronal, lo cal sería más probable.

Otra encuesta de este año (marzo) viene de la AP (Associated Press), quien publicó dicha encuesta en el Washington Post bajo el titulo “Los estadounidenses son más propensos a creer en el Bigfoot que en el BigBang”, donde además hicieron un bonito gráfico con algunos de los resultados:

wp-creencias USA

Esto es preocupante. Algunas de las creencias pseudocientíficas clásicas, como Bigfoot y la astrología, aún persisten en nuestra cultura, aunque por debajo del 20%. Otras antiguas pero más atractivas, como la Atlántida, siguen siendo fuertes. Sospecho que el History Channel y su interés comercial por publicar documentales magufos tiene algo que ver con esto.

Encabezando la lista están, esencialmente, tonterías estilo El Secreto / Oprah / Chopra, como que simplemente deseando algo puede hacer que ese algo sea una realidad. Este tipo de creencias, las que están en la cima de esa tabla, parecen estar correlacionadas con las creencias que están siendo promovidas por los principales medios de comunicación y algunos autores de libros muy populares.

Aún más preocupante, sin embargo, es que la confianza en los principales descubrimientos científicos – como la evolución, el calentamiento global, el Big Bang, las vacunas, y la edad de la tierra – ha decaído. Creo que lo que estamos viendo aquí es una ideología y visión del mundo falaz. Y es que, tanto si el Bigfoot es real como si no, no hay consecuencias para cualquier partido político cuyos miembros promueven este tipo de charlatanería. Esas creencias, que sin embargo tienen implicaciones políticas o religiosas, están todas por debajo del 50%.

Mientras que los republicanos son menos propensos a aceptar la evolución, el calentamiento global, y la edad de la Tierra / Universo, los demócratas son más tolerantes con cosas como El Secreto, las casas encantadas, la adivinación y la astrología. (la Atlántida y el Bigfoot son políticamente neutrales) Esto es algo que sucede con dichos partidos pero que, a rasgos generales, muestra algo que sucede tambien en la sociedad en general: mientras que la mayoría de religiosos son propensos a criticar a la ciencia, la mayoría de escépticos no se preocupan tanto en hacer lo mismo con la religión.

Creo que lo que estamos viendo aquí son esencialmente diferencias culturales e ideológicas entre la izquierda y la derecha, pero no necesariamente una clara diferencia entre la aceptación general de la ciencia o el pensamiento crítico.

Conclusión

Algunos estadounidenses siguen creyendo muchas cosas que no están basadas en la ciencia o las pruebas y, esencialmente, representan el pensamiento mágico. Mientras tanto, muchos estadounidenses rechazan las conclusiones científicas cuando entran en conflicto con sus creencias ideológicas.

Los miedos y las creencias parecen estar más impulsados por la cultura popular y los medios de comunicación que en la evidencia científica.

Fuente:

Neurológica Blog

Estudio de la AP Marzo 2014. A survey of the American general population (ages 18+)

Estudios relacionados:

El 18% de los estadounidenses cree en el geocentrismo (16% alemanes y 19% de ingleses)

6 de cada 10 líderes evangélicos creen en un rapto inminente. El estudio muestra además que la mayoría de ellos (73%) cree que es necesario evangelizar a todas las personas (incluidos ateos). Esto explicaría porqué la mayoría de estadounidenses cree o tiene miedo en un fin del mundo o catástrofe inminente: estos líderes hacen proselitismo de sus creencias apocalípticas difundiéndolas entre sus “fieles” y no tan fieles seguidores.

El 54% de los adultos estadounidenses cree que lo que se dice en la Biblia es literalmente cierto.

La mitad de los católicos españoles no acude nunca o casi nunca a Misa

Según un estudio realizado por InfoCatólica y publicado en la propia web el  4 de Julio del 2011, en una nueva encuesta realizada en España por Paix Liturgique a través de la empresa IPSOS, con preguntas a 2.000 personas de todo el territorio nacional solo el 63% de los españoles se declaró católico y un 49,9 % de esos católicos afirmó no ir nunca o casi nunca a misa.

A la pregunta “¿Se considera usted católico?”, respondió afirmativamente el 63,3% de los españoles, es decir, algo menos de dos de cada tres españoles. Esta respuesta afirmativa fue mucho más alta entre las mujeres, un 69,3% de las cuales se consideran católicas, en comparación con sólo un 57,1% de los varones. Por grupos de edad, el porcentaje de católicos es más bajo entre la población más joven, ya que sólo un 45,1% de los jóvenes entre 15 y 24 años afirman ser católicos.

Si consideramos los porcentajes obtenidos para esta misma pregunta otras naciones de Europa, España queda en bastante mal lugar en comparación con otros países tradicionalmente católicos. Portugal tiene un porcentaje de católicos ligeramente superior al de España (un 66%), mientras que en Italia se declaran católicos casi cuatro de cada cinco italianos (el 78%). Sólo Francia, tras más de dos siglos de laicismo, obtiene un resultado peor que el de España, puesto que en el país galo se declara católica poco más de la mitad de la población (el 56%). En los países tradicionalmente protestantes o sólo parcialmente católicos, las cifras de personas que se consideran católicas son, como es lógico, menores: un 36% en Suiza, un 24% en Alemania y un 13% en el Reino Unido.

En cuanto a los resultados desglosados por zonas geográficas, cabe destacar que, en Barcelona, se ha cruzado una frontera psicológica. Por primera vez, más de la mitad de los encuestados (el 50,5%) afirma no ser católico, mientras que se reconocen como católicos algo menos de la mitad (el 49,5%). En Madrid, la otra gran ciudad con datos separados, el porcentaje de personas que se consideran católicas es del 57,1%, es decir, un porcentaje significativamente superior, aunque por debajo de la media española. Resulta difícil no sacar conclusiones sobre el efecto que el nacionalismo y el liberalismo doctrinal, tan presentes en muchos clérigos catalanes, hayan podido tener en la fe de los barceloneses.

Otra de las preguntas de la encuesta se refiere al porcentaje de practicantes entre las personas que se declaran católicas en la primera respuesta. Como es habitual, se ha elegido una pregunta sobre la asistencia a Misa para determinar si una persona es practicante o no. Resulta evidente que este hecho, en solitario, no es absolutamente determinante, pero puede dar una idea general de la cuestión. En España, la cuarta parte de los católicos, el 25,2%, asiste regularmente a Misa, mientras que el 24,9% sólo lo hace en solemnidades especiales. De entre los que participan regularmente en la Eucaristía, el 13,9 por ciento lo hace al menos una vez a la semana y el 11,3% entre una y tres veces al mes.

Por zonas geográficas, en Madrid asiste a Misa regularmente el 28,4% de los católicos, por encima de la media española, mientras que en Barcelona sólo lo hacen el 15,7%. Cabe destacar que la zona centro de España muestra un alto porcentaje de asistencia regular a Misa, pues un 44,9% de los católicos participan en ella al menos una vez al mes. Por edades, la menor asistencia regular no se da entre los jóvenes católicos de 15-24 años (con un 20,8%), sino entre los “menos jóvenes”, de 25-34 años (con un 17%).

Casi la mitad de los católicos, el 49,9% no participa nunca o casi nunca en la Misa. Este dato es más alto para los hombres, un 53,7% y algo más bajo para las mujeres, un 46,7%. En Madrid, son más los que nunca o casi nunca participan en la Eucaristía, un 61,4%. En Barcelona, el porcentaje de los que nunca o casi nunca van a Misa es menor que en Madrid, un 55,7%, dato influido por el altísimo porcentaje de aquellos que sólo van a Misa en las fiestas más importantes (un 28,7%, casi el triple que en Madrid). En el Noreste de España en general, el porcentaje de los que no asisten nunca o casi nunca a Misa es aún mayor, con un 61,9%.

Si comparamos estos datos con los de otros países, lo primero que llama la atención es que, en Italia, asisten a Misa al menos mensualmente un “impresionante” 51% de los católicos. A gran distancia de Italia, en el Reino Unido el 32% de los católicos asisten regularmente a la Eucaristía, un porcentaje significativamente superior al 25% de España. El porcentaje en Francia y en Portugal es el mismo, un 19%, algo inferior al 20% de Suiza.En Alemania, sólo el 10% de los católicos asiste a Misa regularmente, sin duda un fruto del liberalismo teológico y doctrinal.

Un año antes (5 de Noviembre de 2010)

Meses antes, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicó los datos relativos también en materia religiosa. Un 56,5% de los españoles que se declararon católicos afirmó no ir casi nunca a misa. Varias veces al año van menos del 18% de los encuestados.

El 73% de los ciudadanos confesaron ser católicos frente al 14,4% que declaron ser no creyentes. Los ateos españoles, ese año, fueron el 7,8%.

Actualmente (2014) según el CIS: Solo un 13,2% de los españoles acude a misa de domingo

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha realizado una encuesta en la que cifra en 13,2% de la población española, aquellos que acuden a misa todos los domingos y festivos. El aumento frente al año pasado es del  1,1%, a la vez que se reduce en un 2,4% la cantidad de españoles que se definen como católicos.

Según el barómetro de junio de 2014 realizado por dicho centro, solamente ha aumentado el número de personas que asisten a misa alguna vez al año (sin contar bodas, bautizos y primeras comuniones), cifra que se plasma en un 5,7% de crecimiento. Dentro de este considerable crecimiento, están comprendidos un 13,2% que dicen acudir todos los domingos (frente al 12,1% del año pasado), un 2,8% que dice asistir varias veces por semana, un 8,5% que asiste quizás una vez al mes, y un 15,3% que afirma que asiste más de una vez al año. Sin embargo, un 59,3% dice nunca asistir a misa durante el año.

Estas cifras son contrastables con aquellas que realizó la Fundación Carmen de Noriega (publicadas en junio de este año), en donde el 81% de los católicos que van a misa dominical eligen la iglesia y horario al que asisten en función de las homilías del sacerdote, y un 68,4% consideraba también la proximidad de la iglesia a su casa.

Según las encuestas del CIS, el 69,7% de la población española se sigue definiendo como católico, lo que representa una importante caída frente al 72,1% que respondió de manera positiva a la misma pregunta el año pasado.

El abandono del catolicismo también se ha plasmado en que un 15,3% de la población se define como “no creyente” y un 10,2% como “ateo”, mientras que el 2,1% se define como de otras religiones.

Fuente: Artículo publicado en InfoCatólica.

No es de extrañar que, ante las decrecientes cifras anuales de adscritos y no practicantes a su secta, sea la iglesia quien, siguiendo la costumbre de toda religión (sobre todo monoteista abrahámica) y viendo que están perdiendo parte del mercado de las supersticiones, vea como una necesidad evangelizar (promocionar y vender su producto) y renovar su imagen pública (cambiando sus campañas de marketing  – reemplazando a sus vendedores, no su ideología).

 

La relación entre sociedades disfuncionales y la religiosidad

Ampliación del artículo Un estudio revela que la religión no conduce a una sociedad más sana.

En 2005, Gregory S. Paul y Baltimore, Maryland publicaron un paper en el Journal of Religion and Society llamado Cross-National Correlations of Quantifiable Societal Health with Popular Religiosity and Secularism in the Prosperous Democracies (se, largo). Se trata de una primera aproximación para analizar la tesis de que sociedades con alta religiosidad popular son “mejores”. Los resultados no fueron sorprendentes (al menos para mí). La correlación entre muchos de los factores de disfuncionalidad social y la alta religiosidad es fuerte. En la Fig. 4, por ejemplo, se ve con total claridad la correlación entre mortalidad infantil y distintas medidas de religiosidad. 

fig4_thumb[2]

Pero en las mismas palabras de los autores, “este no es un intento de presentar un estudio definitivo”. Cabe aclarar que este paper es considerado el primer estudio acerca de este tema (por alguna razón, el Journal of Religion and Society ya no acepta papers en esta área de investigación). En el 2009, sin embargo, Paul publicó otro paper titulado The Chronic Dependence of Popular Religiosity upon Dysfunctional Psychosociological Conditions en donde se expande la investigación y se concluye: “Estos resultados contradicen la hipótesis socioeconómica del creador moral [moral-creator socioeconomic hypothesis], incluyendo la tesis (…) que una democracia puede combinar economías liberales con niveles altos de religiosidad popular y caridad para lograr éxito económico”. El paper es medio difícil para leer, no sólo por estar en inglés sino porque el autor pareciera necesitar una donación urgente de comas. Pero aún así, los gráficos y tablas hablan por sí mismas. En este estudio, Paule configuró la Successful Societies Scale (Escala de Sociedades Exitosas o SSS) mediante la combinación de 25 factores: homicidio, encarcelación, mortalidad infantil, expectativa de vida, infección de gonorrea y sífilis en adolescentes y en todas las edades, aborto adolescente, embarazos adolescentes, suicidio juvenil y de todas las edades, fertilidad (cantidad de hijos), casamientos, duración de los casamientos, divorcio, satisfacción en la vida, consumo de alcohol, corrupción, ingreso, desigualdad de ingresos (GINI), pobreza, empleo, horas de trabajo y explotación de recursos. El resultado fue una escala de 0 (más disfuncional) a 10 (más saludable) que es un indicador aproximado del grado de disfunción de una sociedad.

La escala tiene algunos problemas, previsibles cuando se trata de aglutinar tantos factores tan disímiles. El mayor problema es la cuestión de cuanto peso debe tener cada medida en al escala final; por ejemplo, ¿la tasa de homicidio es el doble de importante que la duración de los matrimonios?. Paul decidió evitar este problema asignando el mismo peso a todos los factores. El otro punto que hay que destacar es la inclusión de indicadores que no todo el mundo aceptaría como factores de disfunción social. Por ejemplo, la duración de los matrimonios y la tasa de divorcio no parecerían ser demasiado relevantes. Pero se incluyen en el estudio porque quienes proponen la hipótesis socioeconómica del creador moral sí lo consideran así.

Los resultados, nuevamente, no fueron sorprendentes.

Tabla1_thumb[2]

Tabla 1. La correlación r está en negrita cuando las condiciones socio-económicas mejoran al aumentar el secularismo y sin negrita cuando es a la inversa. Sin subrayar = correlación no significativa, subrayado fino = correlación moderada, doble subrayado = correlación fuerte, subrayado grueso = correlación muy fuerte.

En la Tabla 1 hay dos columnas con correlaciones, una que incorpora a los EE.UU. y otra que los excluye. Esto se debe a que EE.UU. es atípico en su secularidad. Como puede verse en la tabla, algunas correlaciones muy fuertes desaparecen (infecciones de sífilis 15-19 años de edad) y otras incluso se revierten (matrimonios, duración del matrimonio) con la substracción de este país.

Fig 1_thumb[8]

La Figura 1 grafica la relación entre la SSS y la religiosidad (izquierda más religioso). La situación de EE.UU. como un valor atípico tanto en religiosidad como en disfuncionalidad salta a la vista, así como la correlación entre ambas medidas.

Paul luego analiza y grafica cada medida en particular. Algunas correlaciones son particularmente fuertes. Curiosamente, la tasa de abortos es una de ellas. Las causas de estas relaciones son difíciles de entender, ¿son las malas condiciones sociales las que causan la alta religiosidad o viceversa ? Paul sostiene que lo más probable es que sean ambas. La religión puede servir de un mecanismo para tolerar las malas condiciones. Está claro que ser religioso ayuda a la gente a aceptar sus problemas y ser más felices que los que son menos religiosos. Además, el analfabetismo y la baja educación también están relacionadas con alta creencia en dios. Pero él cree que también es la religión la que puede ayudar a perpetuar algunos de los problemas sociales asociados a ella. Mencioné arriba la tasa de aborto, es muy posible que en países más religiosos las iglesias eviten el acceso a una educación sexual adecuada y, de esta manera, contribuyan a una mayor tasa de embarazos no deseados y, consecuentemente, abortos. Es irónico que el cristianismo, con la misma política en contra del aborto, los estén incrementando. Pero esa es la contradicción en la que viven las ideologías dogmáticas desligadas de la realidad.

Conclusión

Sea cual sea el mecanismo o la relación causa-consecuencia, los datos muestran claramente que la idea de que una sociedad no puede ser saludable y a la vez secular es completamente falsa. Más aún, parecería que la relación inversa es la que se da en la mayoría de los casos.

Fuente:

De Legos a Logos.

Anexo: Estudios relacionados.

¿Qué factor individual es el mayor responsable de que las personas abandonen la religión? Internet

Existen algunos factores que tienen una fuerte asociación con la afiliación religiosa, como son el parentesco (si los padres fueron religiosos) y cuánta educación formal se tiene, pero el profesor Allen B. Downey del Colegio Olin de Ingeniería en Massachusetts dice que hay otro factor que tiene más influencia que cualquiera de estas opciones: Internet.

jLk8sfa

es fácil imaginar al menos dos formas de uso de Internet que pueden contribuir a la desafiliación . Para las personas que viven en comunidades homogéneas, Internet ofrece la oportunidad de encontrar información sobre personas de otras religiones (y de ninguna), y poder interactuar con ellos personalmente. Además, para las personas con la duda religiosa, Internet proporciona acceso a personas en circunstancias similares en todo el mundo. Por el contrario, es más difícil (pero no imposible) imaginar razones plausibles de por qué la desafiliación podría causar un aumento en el uso de Internet.

Los datos de Downey provienen de la Encuesta Social General de una encuesta realizada por la Universidad de Chicago que fue recogiendo información desde 1972. Dicha encuesta encontró una fuerte correlación entre el uso de Internet y la no afiliación religiosa. Obviamente, eso no significa que el uso de Internet causado el aumento de Ningunos, pero hay otros factores parecen pesar en gran medida. (Y tiene mucho sentido anecdótico, también – sólo pregunte a cualquier ateo menor de 35 años si Internet jugó un papel en la pérdida de su fe.)

Aunque un tercer factor no identificado pudiera causar tanta desafiliación como el uso de Internet , hemos controlado la mayor parte de los candidatos obvios, incluyendo los ingresos económicos, la educación, el estatus socioeconómico y el medio rural / urbano. Además, con el fin de explicar los cambios a través del tiempo, este tercer factor tendría que ser nuevo y creciente en el predominio, como Internet, durante los años 1990 y 2000 … Es difícil imaginar cuál podría ser ese factor .

La capacidad para obtener respuestas a sus preguntas y sus dudas ante  afirmaciones ajenas que piensan de la misma manera ha hecho más por atraer a la gente lejos de la religión que cualquier otra cosa. También ayuda el que usted pueda desacreditar las historias de pastores con una simple búsqueda en Google.

Una descripción más amplia

La Encuesta Social General pidió a la gente que respondiera preguntas como: “¿cuál es su preferencia religiosa?” Y “¿en qué religión creciste?” También recoge datos sobre la edad de cada encuesto, nivel de educación, nivel socioeconómico, y así sucesivamente. También, durante la era de Internet, se ha preguntado cuánto tiempo gasta cada persona en estar en línea. El conjunto total de datos que Downey utilizó consistió en las respuestas de casi 9.000 personas.

El enfoque de Downey es determinar cómo la caída de la afiliación religiosa se correlaciona con otros elementos de la encuesta como la educación religiosa, el estado socioeconómico, la educación, y así sucesivamente.

Descubrió que la mayor influencia en la afiliación religiosa es la educación de la gente religiosa criada en una religión, siendo estos los más propensos a estar afiliados a la religión después.

Sin embargo, el número de personas con una educación religiosa ha disminuido desde 1990, es fácil imaginar cómo esto conduce inevitablemente a una caída en el número de los que están más involucrados en la vida religiosa. De hecho, el análisis de Downey muestra que este es un factor importante. Sin embargo, no puede representar la totalidad de la caída o cualquier parte cercana a ello. De hecho, los datos indican que esto sólo explica aproximadamente el 25 por ciento.

También muestra que la educación a nivel universitario también se correlaciona con la caída. Una vez más, es fácil imaginar cómo el contacto con un grupo más amplio de personas en la universidad puede contribuir a una pérdida de la religión.

Desde la década de 1980, la fracción de personas que reciben la educación a nivel universitario se ha incrementado de un 17.4 % a un 27.2 % en la década del 2000. Así que no es de extrañar que esto se refleje en la caída del número de personas que dicen pertenecer a una afiliación religiosa hoy. Pero aunque la correlación es estadísticamente significativa, sólo representa alrededor del 5 % de la caída, por lo que algún otro factor también debe estar involucrado.

Ahí es donde Internet entra en juego. En la década de 1980, el uso de Internet era prácticamente nulo, pero en 2010, el 53 % de la población pasó dos horas a la semana en línea y el 25 % ha navegado durante más de 7 horas.

Este aumento coincide estrechamente con la disminución de la afiliación religiosa. De hecho, Downey calcula que puede dar cuenta de aproximadamente el 25 % del descenso.

Eso es un resultado fascinante. Implica que, desde 1990, el aumento en el uso de Internet ha tenido una influencia poderosa en la afiliación religiosa como causa de la caída en la educación religiosa.

En este punto, vale la pena gastar un poco de tiempo en hablar sobre la naturaleza de estas conclusiones. Que Downey haya encontrado estas correlaciones y cualquier estadística no significa que las correlaciones impliquen causalidad. Si A se correlaciona con B, no puede haber varias explicaciones posibles. A podrían causar B, B puede causar A, o algún otro factor puede causar tanto A como B.

Pero eso no quiere decir que sea imposible sacar conclusiones a partir de las correlaciones, sólo que deben ser adecuadamente protegidas. “Correlación hace proveer evidencia a favor de la causa, sobre todo cuando podemos eliminar las explicaciones alternativas o se tienen razones para creer que son menos probables“, dice Downey.

Por ejemplo, es fácil imaginar que una educación religiosa haga que exista una afiliación religiosa en el futuro. Sin embargo, es imposible que la correlación funcione también al revés. La afiliación religiosa más tarde en la vida no puede causar una educación religiosa (aunque puede colorear la opinión de una persona sobre su educación).

También es fácil imaginar cómo pasar tiempo en Internet puede llevar a la desafiliación religiosa.1Para las personas que viven en comunidades homogéneas, Internet ofrece oportunidades para encontrar información sobre las personas de otras religiones (y ninguna), e interactuar con ellos personalmente “, dice Downey. “Por el contrario, es más difícil (pero no imposible) imaginar razones plausibles de por qué una desafiliación podría causar un aumento en el uso de Internet.”

Hay otra posibilidad, por supuesto: que un tercer factor no identificado provoque, tanto un mayor uso de Internet como una desafiliación religiosa. Pero Downey descarta esta posibilidad. “Hemos controlado la mayor parte de los candidatos obvios, incluyendo los ingresos económicos, la educación, el estatus socioeconómico y el medio rural / urbano“, dice.

Si existe este tercer factor, debe tener características específicas. Tendría que ser algo nuevo que fuera aumentando en prevalencia durante los años 1990 y 2000, al igual que el Internet. “Es difícil imaginar cual podría ser ese factor“, dice Downey.

Eso lo deja en duda de que su conclusión es razonable. “El uso de Internet disminuye la probabilidad de la afiliación religiosa“, dice.

Pero hay algo más en juego aquí también. Downey ha encontrado tres factores – la caída de la educación religiosa, el aumento de la educación de nivel universitario y el aumento en el uso de Internet– que en conjunto explican el 50 % de la caída de la afiliación religiosa.

Pero ¿qué pasa con el otro 50 %? En los datos, el único factor que se correlaciona con esto es la fecha de nacimiento – las personas nacidas después son menos propensos a tener una afiliación religiosa. Pero como señala Downey, el año de nacimiento no puede ser un factor causal. “Así que cerca de la mitad del cambio observado permanece sin explicación“, dice.

Así que nos deja con un misterio. La caída de la educación religiosa y el aumento en el uso de Internet parecen ser la causa de que las personas pierdan su fe. Pero algo más acerca de la vida moderna que no se captura en estos datos y que está teniendo un impacto aún mayor.

Estudio:

Religious affiliation, education and Internet use – Cornell University Library

Fuente

Patheos, a través del MIT Technology Review

Notas:

1. Motivo por el cual ciertas religiones y dictaduras prohiben el uso de redes sociales o limitan el uso de la red. Muchas veces, alegando que dicho uso es inmoral como excusa. Como, por ejemplo, el gobierno de Irán:

El máximo líder religioso iraní Ali Jamenei emitió un edicto que prohíbe a chicos y chicas mantener comunicación si no se conocen, pues lo considera moral.

Por su parte, sectas como la WatchTower (Testigos de Jehová) prohíben a sus miembros leer las críticas a su religión.

“Do not be quickly shaken from your reason”, Watchtower, March 15, 1986

“At which table are you feeding?” Watchtower, July 1, 1994

Para conocer más:

Índice de estudios relacionados con las creencias.

Los monos titíes respetan el turno de palabra

Estos primates se comunican principalmente mediante sonidos vocales y utilizan un conjunto de reglas en sus diálogos similares a las humanas.

titi

La capacidad de departir educadamente, mostrando respeto y silencio cuando es otro el que interviene, no es una cualidad única de las personas. Investigadores de la Universidad de Princeton (EEUU) han observado que los monos titíes respetan el turno de palabra y que utilizan normas de educación durante sus conversaciones, parecidas a las humanas. El estudio, publicado en Current Biology, indica que esta actitud es característica de estos primates ya que los grandes simios no se turnan cuando se comunican.

1382097019_0

Los monos titíes se respetan y usan reglas similares a las que utilizamos las personas durante las conversaciones“, asegura a SINC Asif Ghazanfar, investigador de la Universidad de Princeton y uno de los autores del estudio. “Estos monos son muy sociales, mucho más que los chimpancés“, destaca Ghazanfar.

Una especie sociable

Los científicos se mostraron especialmente interesados en los monos titíes por que poseen dos características parecidas a los seres humanos: son una especie muy sociable y amistosa, y sus individuos se comunican gracias a la producción de sonidos vocales. Según la hipótesis de los científicos, estas cualidades les permitirían mantener autocontrol y respeto para establecer una comunicación con ciertas normas.

“Esta cualidad se parece mucho más a las conversaciones mantenidas entre humanos que a las comunicaciones entre animales, tales como aves, ranas o grillos, especies en las que el diálogo está vinculado al apareamiento o la defensa territorial“, explica Ghazanfar.

Para comprobar su teoría, se colocaron diferentes titíes en las esquinas de una habitación, de manera que pudieran oírse pero no verse, y registraron los intercambios que se produjeron durante un tiempo de 30 minutos a una hora. En el experimento, los investigadores observaron que estos primates no se comunican a la vez sino que esperan unos cinco segundos tras cada respuesta.

La investigación tenía entre sus objetivos estudiar los orígenes evolutivos de la comunicación entre los diferentes miembros de un grupo de titíes. “Estos monos son criadores cooperativos, como los seres humanos, es decir, todos comparten el cuidado de los hijos pequeños“, recalca Ghazanfar.

Trastornos en la comunicación

Los expertos subrayan que son “un excelente modelo animal” con el que investigar los orígenes evolutivos de la comunicación vocal y que puede ayudar a localizar por qué suceden los trastornos en la comunicación humana.

Además, el estudio asegura que, a pesar de que tanto humanos como titíes provienen de ramas evolutivas distintas, los datos indican que existe una ruta parecida en el progreso y desarrollo de las capacidades de comunicación vocales sin utilizar gestos. “Las hipótesis gestuales son muy populares y nuestros datos se contraponen a algunas de esas teorías“, argumenta Ghazanfar.

Fuente artículo: Libertad Digital.

Más información:

Estudios publicados por Ghazanfar.

Estudio: Coupled Oscillator Dynamics of Vocal Turn-Taking in Monkeys (pdf) y comentario de J Flack, “Animal communication: Hidden complexity” (pdf)

La empatía de los chimpancés

Hasta ahora sólo se había demostrado la posibilidad de contagio del bostezo humano a animales entre humanos y perros. 

Un estudio realizado por científicos la Universidad de Lund (Suecia) acaba de demostrar también este signo de la capacidad de empatía en chimpancés con humanos. 

Los investigadores han estudiado la capacidad de contagio del bostezo entre humanos y chimpancés teniendo en cuenta dos factores: la edad de los animales y la relación emocional con la persona que bosteza. 

chimpance bostezando

Para el ensayo se utilizaron 33 chimpancés huérfanos, 12 de ellos entre 1 y 4 años de edad y el resto entre los 5 y 8 años. 

Los resultados han revelado que los chimpacés menores de 4 años nunca bostezaban. En los mayores de esa edad los chimpancés bostezaron en 24 ocasiones durante las pruebas, independientemente de que conocieran al ser humano que bostezaba o no. 

El motivo es que según crecen son capaces de empatizar, algo compartido con el ser humano y también con otras especies animales. Algo que intuitivamente sabe cualquiera que haya tratado con estos animales. 

En este vídeo se puede ver un resumen de las pruebas realizadas. De los que participan no sabemos quienes son más dignos de estudio, si los chimpancés o los propios humanos.

Fuente artículo: medioambiente.org

Estudio:  Chimpanzees Show a Developmental Increase in Susceptibility to Contagious Yawning: A Test of the Effect of Ontogeny and Emotional Closeness on Yawn Contagion

Julie, la chimpancé que creó la moda de llevar una hierba en la oreja

En el año 2010 se observó por primera vez como Julie, un miembro de uno de los grupos de chimpancés (Pan troglodytes) estudiados por los científicos en la reserva natural de Chimfunshi (Zambia), se ponía por primera vez una hierba en la oreja. 

monos chimpaces que se colocan una hierba en la oreja 2

Al año siguiente ocho de los doce miembros de su grupo habían copiado a Julie y con frecuencia se colocaban una hierba en la oreja. 

Los animales buscan una hierba rígida, se la insertan en el oído, la ajustan a la posición deseada y después, con ella puesta, siguen con sus actividades cotidianas. 

monos chimpaces que se colocan una hierba en la oreja

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este suceso, que puede parecer algo sin importancia, es uno de los pocos estudios que documenta cómo surgen de forma espontánea en estos animales conductas nuevas y cómo se transmiten entre ellos. 

Además este caso resulta único y sorprendente. El nuevo hábito no tiene ninguna función biológica al no suponer ninguna ventaja para el animal, únicamente ornamental y social. 

monos chimpaces que se colocan una hierba en la oreja 3

Los biólogos han observado este comportamiento únicamente en uno de los cuatro grupos que comparten territorio (sólo hubo una excepción en un miembro de otro grupo) lo que descarta claramente cualquier motivación ecológica o factor genético, siendo únicamente algo cultural. 

Este origen estético y que la forma de propagación en el grupo es un ejemplo básicamente idéntico al que se observa entre nosotros los humanos con la moda, en lugar de briznas de hierba sólo tenemos que pensar en pendientes, corbatas o pulseras, entre otros muchos complementos. 

En este vídeo puedes ver algunas escenas cotidianas donde los chimpancés se colocan hierbas dentro de sus orejas, una moda más cualquiera.

El estudio ha sido realizado por científicos del Instituto Max Planck de Nijmegen (Holanda), dirigidos por Edwin van Leeuwen, y se acaba de publicar en Animal Cognition

Ya no se podrá decir que los humanos somos los únicos que creamos o seguimos modas sin sentido alguno, a partir de ahora habrá que sumar a este grupo a nuestros parientes los chimpancés.

Fuente artículo: medioambiente.org

Estudio: A group-specific arbitrary tradition in chimpanzees (Pan troglodytes)

Estudio demuestra que: Los niños pequeños expuestos a la religión tienen dificultades para diferenciar entre realidad y ficción

Los niños pequeños que están expuestos a la religión tienen dificultades para diferenciar entre la realidad y la ficción, según un nuevo estudio publicado en la edición de julio de “Cognitive Science”.

Los investigadores presentaron a niños de 5 – y 6 años – de edad de las escuelas públicas y parroquiales con tres diferentes tipos de historias – religiosas, fantásticas y realistas – en un esfuerzo para medir qué tan bien podían identificar narrativas con elementos imposibles y ficticios.

El estudio encontró que, de los 66 participantes, los niños que iban a la iglesia o se inscribieron en una escuela parroquial fueron significativamente menos capaces que los niños seculares para identificar elementos sobrenaturales, como animales que hablan, como ficticios.

Al relacionar los aparentemente imposibles eventos religiosos realizados a través de la intervención divina (por ejemplo, Jesús transformando el agua en vino) con los relatos de ficción, los niños religiosos confiarían más decididamente en la religión para justificar sus falsas categorizaciones.

estudio-influencia-religion-en-nic3b1os-1

 

En ambos estudios, [los niños expuestos a la religión] eran menos propensos a considerar a los personajes de las historias fantásticas como falsos, y en línea con esta ambigüedad, ellos lo relacionaron más con la realidad y recurrieron menos a la imposibilidad que los hijos de seculares“, concluyó el estudio.

estudio-influencia-religion-nic3b1os-2

 

Refutando anteriores hipótesis que afirman que los niños “nacen creyentes“, los autores sugieren que “la enseñanza religiosa, especialmente la exposición a historias de milagros, lleva a los niños a una receptividad más genérica hacia lo imposible, es decir, una mayor posibilidad de aceptar que lo imposible puede suceder como una causa común y ordinaria”

Según  datos de Gallup 2013-2014, aproximadamente el 83 por ciento de los estadounidenses informan sobre una afiliación religiosa, y un grupo aún mayor – 86 por ciento – creen en Dios.

Más de un cuarto de los estadounidenses, el 28 por ciento, también cree que la Biblia es la palabra real de Dios y debe ser tomada literalmente, mientras que otro 47 por ciento dice que la Biblia es la palabra inspirada de Dios.

Fuente del artículo: Huffinton Post 

El Estudio:

He aquí el desglose de los niños (imagen prestado sin permiso del estudio y se mantiene los derechos de autor de la editorial y los autores):

corriveau-study2

En esta imagen, podemos ver que tanto a los niños religiosos como a los no religiosos les fue más o menos igual de bien en la correcta identificación de las historias realistas. Sin embargo, los niños que asisten a escuelas públicas laicas identificaban mejor las historias con tonos religiosos como no reales y tenían, como poco, un 50% más de probabilidades que los niños religiosos para identificar las historias de fantasía como no reales. Los niños religiosos eran menos capaces de distinguir la realidad de la fantasía.

Los niños que fueron expuestos a historias que contenían eventos fantásticos e imposibles dijeron que estos eran causados por arte de magia en el estudio 1 y no dejaron explicación en el estudio 2.

corriveau-study

Para subrayar la significación estadística de este estudio, aquí están los resultados.

Tenga en cuenta que en las categorías de “no hay magia” se incluyen eventos sobrenaturales, como la separación del mar o la separación de una montaña. El “Magico” o “No hay magia” es meramente una distinción entre historias donde a los niños se les dijo que era un evento mágico y las historias donde a los niños no se les dijo que era un evento mágico.

Los resultados de estos estudios sugieren que la exposición a la religión tiene un poderoso impacto en la capacidad de los niños para distinguir entre la realidad y la ficción, y puede explicar por qué las teorías de conspiración increíbles y otras creencias casi delirantes parecen realizarse con mayor frecuencia en sociedades profundamente religiosas.

Estudios relacionados:

La mayoría de críos cree todo lo que se les dice.

Los cerebros adolescentes son más maleables y vulnerables.

Los niños con las creencias religiosas más fuertes son los que tienen más probabilidades de sufrir trastornos emocionales.

Un truco neurológico que dispara tu habilidad para detectar mentiras

La habilidad para detectar mentiras es una destreza tan misteriosa como elusiva. A pesar de que ha sido estudiada científicamente durante más de 60 años, apenas estamos comenzando a descubrir cómo podemos emplear este conocimiento en nuestro diario vivir.

Tratando de descifrar este fenómeno, el investigador alemán Marc-André Reinard lideró un equipo en la Universidad de Manheim con el objeto de estudiar los procesos inconscientes ligados a la detección de mentiras.

El estudio consistía en evaluar esta habilidad en un grupo de participantes que pasaron 3 minutos resolviendo rompecabezas (puzzles) durante 3 minutos, justo antes de presentarles una serie de personas enunciando afirmaciones verdaderas y falsas. Un grupo de control hizo lo mismo, pero sin resolver los rompecabezas previamente.

¿El resultado? El grupo sometido a los rompecabezas fue 6 veces más efectivo detectando mentiras que el grupo de control. La hipótesis de Reinard es que el pensamiento inconsciente (al cual recurres cuando resuelves problemas como los puzzles) es el único capaz de integrar todos los datos necesarios (voz, expresión facial, movimientos musculares, entre otros) para la correcta detección de mentiras.

Lo más importante de este hallazgo es confirmar que la detección de mentiras requiere un gran autocontrol y experiencia de tu parte, y que no basta con que “conozcas la teoría“, sino que debes practicarla hasta que se vuelva casi automática; al relajarte, permites que sean tus procesos inconscientes los que descubran las falsedades, sin que intervenga la razón… muchas veces alterada por prejuicios y estereotipos.

Es como practicar artes marciales; leer un libro sobre Jiu-Jitsu es excelente para conocer la teoría y las bases de la disciplina, pero es la práctica constante lo que hace que tu mente inconsciente te convierta en un maestro.

Fuente: Universidad Corporativa, Fundación Lenguaje Corporal.

Avance hacia la vida artificial: crean un cromosoma sintético a partir de levadura

1a812b8f2bb9d4c63bc98bd59c9b4ca4_article

Un equipo de científicos europeos y estadounidenses ha creado la primera copia artificial de un cromosoma de levadura, lo que supone un gran avance en el área de la biología sintética.

La investigación, liderada por Jef Boeke, del Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York, y publicada en la revista ‘Science‘, se ha prolongado durante más de siete años. El cromosoma copiado es un cromosoma de la levadura ‘Saccharomyces cerevesiae’, el hongo unicelular que se emplea para elaborar cerveza y otras bebidas fermentadas.

Es el cromosoma más profundamente alterado que se ha creado hasta ahora“, asegura Jef Boeke.

Los científicos han extraído uno de los 16 cromosomas naturales de la levadura —el cromosoma III, que tiene en su versión original 316.667 pares de bases y que tras el experimento se ha quedado con 273.871—  y lo han sustituido por el sintético.

Para fabricar su ‘cromosoma de diseño’, los investigadores realizaron más de 500 cambios y eliminaron cerca de 50.000 pares de bases de ADN que consideraban innecesarios, así como ‘ADN basura’, las partes del código genético que no participan en la producción de proteínas. No obstante, estas manipulaciones no han afectado la supervivencia y la funcionalidad de la levadura.

Hemos demostrado que las células de la levadura que llevan el cromosoma sintético son normales“, aseguró Boeke en un comunicado, a la vez que precisaba que “se comportan de forma idéntica a la levadura normal, pero ahora poseen nuevas capacidades y pueden hacer cosas que las otras no pueden“.

De este modo, este primer cromosoma sintético permitirá avanzar en la investigación para producir nuevas medicinas y también biocombustibles.

Fuente: Actualidad RT

Web del laboratorio Langone Medical Center (NY)

Científicos crean un nuevo ADN, la "nueva letra del alfabeto genético"

Floyd_E_Romesberg

Científicos estadounidenses, del Scripps Research Institute, han logrado crear artificialmente el primer organismo, una bacteria, cuyos genes contienen dos ‘bloques de construcción’ adicionales en la doble hélice del ADN.

DNA_Bases_Normal_Wide

Todos los organismos en la Tierra tienen un ADN que consta de cuatro componentes, llamados nucleótidos: adenina -A-, timina -T-, citosina -C- y guanina -G-. Estos nucleótidos forman los genes al conectarse entre sí de dos en dos en una secuencia específica. Por lo tanto, la información cifrada en cada gen en el idioma de los biólogos se ve del siguiente modo: AAGAGCTCCT. Ahora un equipo de científicos del Instituto de Investigación Scripps de California (EE.UU.) ha creado una bacteria que es la primera forma de vida cuyos genes contienen dos componentes adicionales artificiales, ‘X’ e ‘Y’, informa el portal Daily Tech.

La bacteria se reproduce con éxito y pasa un par de nuevos nucleótidos a su descendencia. Los investigadores tratan de averiguar cuánto tiempo pueden vivir las bacterias y si se puede aumentar el número de pares de nucleótidos artificiales.

Hasta el momento los investigadores no han podido probar si el nuevo tipo de ADN permitiría a las bacterias crear una proteína, por eso es demasiado pronto para hablar sobre el desarrollo de nuevos fármacos basados en esta bacteria.

Además, Floyd Romesberg (en la foto superior), el líder de la investigación, supone que la bacteria no puede sobrevivir en el entorno natural porque consume sólo moléculas sintéticas producidas por los científicos. Por lo tanto, no puede infectar a otros organismos.

Hemos creado un organismo con tres pares de nucleótidos que puede vivir y guardar la información en su ADN. Por supuesto estamos interesados en explorar las posibilidades de creación de una proteína con aminoácidos artificiales. Ahora hemos elaborado una nueva letra del alfabeto genético“, comentó Romesberg.

Fuente: Actualidad RT

Otra fuente: New York Times

Web del laboratorio (Scripps Research institute)

Explican por qué creemos en dios y en lo sobrenatural

Los instintos animales heredados de los hombres de las cavernas podrían ser la explicación de por qué muchos humanos creen en dios y lo sobrenatural, según el psicólogo británico Steve Kelly.

La noción de lo sobrenatural existe en todas las culturas de nuestro planeta, ya sea en forma de dioses, duendes, hadas o un dios único todopoderoso. Las distintas creencias son similares y están muy extendidas, de manera que pueden vincularse a los procesos mentales que los humanos desarrollaron hace miles de años para sobrevivir, señala Steve Kelly en la web The Conversation.

Suponer la acción de un ser vivo

Tenemos tendencia a creer que un ser vivo es el responsable de cualquier acontecimiento, señala Kelly. “Si pensamos en los acontecimientos que podían tener lugar en los tiempos prehistóricos es fácil entender por qué es útil esta tendencia“, sostiene. Por ejemplo, las ramas de un árbol pueden moverse por acción del viento, pero es más seguro pensar que las mueve un animal peligroso y huir, señala el científico. Los que piensan así sobreviven y transmiten su modo de actuar a sus hijos, implantándolo profundamente en los instintos. Actualmente no tenemos que pensar para reaccionar así, lo hacemos de manera automática.

Suponer una razón

Viviendo en grupos, es necesario comprender a los demás, entender y aceptar sus creencias y pensamientos, sobre todo cuando consideramos que son incorrectos porque, debido a una falta de información, no entendemos qué los motiva. Tendemos a suponer que detrás de cualquier acción de cualquier individuo hay algún motivo que debemos procesar y entender.

Cuando tiene lugar un suceso —por ejemplo, cuando cae una piedra— el instinto nos lleva a pensar que alguien lo ha causado. Pero si no vemos a nadie es natural suponer que la acción podría ser obra de un ser invisible, señala Kelly. ¿Qué haría este ser si estuviera a nuestro lado? Pues quizá intentar descubrir nuestros secretos para saber si somos buenas personas, sostiene el psicólogo.

Otro ejemplo: la erupción de un volcán. Sin conocimientos geológicos, el instinto nos sugiere que este fenómeno es obra de un ser superpoderoso que quiere castigar a los humanos por sus acciones. Nuestros ancestros habrían sido capaces de analizar los eventos que no entendían y relacionarlos a estas creencias, sostiene Kelly.

Andar sobre las aguas

Las excepciones, los casos que no encajan con nuestras ideas, se recuerdan y ayudan a no olvidar la regla. “Posiblemente, las anomalías que suponen un reto para nuestra intuición llaman nuestra atención, lo que ayuda a implantar una idea en nuestra memoria“, sostiene Kerry. “Muchas historias religiosas contienen conceptos […] como un hombre que anda sobre las aguas o una zarza en llamas que habla. Estas historias usan esta peculiaridad de nuestra memoria para difundirse y evitar ser olvidadas“, escribe.

Si estas ideas son correctas la religión no es más que un ‘producto derivado’ del cerebro que procesa un error“, concluye el autor. 

Fuente: Actualidad RT

Identificadas las áreas del cerebro relacionadas con la experiencia religiosa

Su hallazgo revela que la evolución influyó en la emergencia de la espiritualidad humana

2014-05-01_061607Un equipo de científicos estadounidense ha logrado identificar una serie de áreas del cerebro vinculadas a diferentes actitudes religiosas. La investigación, que fue realizada con un total de 40 personas, reveló que realmente existe un sustrato neurológico subyacente a las diversas formas de afrontar la religiosidad, pero también que dicho sustrato no es exclusivo de la espiritualidad humana, sino que está compartido con otras habilidades cognitivas propias de nuestra especie. Por eso, los científicos señalan que las creencias religiosas surgieron como una extensión natural de avances evolutivos desarrollados en otros ámbitos: en el de la cognición social y en el del comportamiento. Por Yaiza Martínez.

Científicos del National Institute on Aging (NIA), de Estados Unidos, han identificado algunos de los mecanismos cognitivos y de los circuitos neuronales del cerebro que parecen relacionarse entre sí durante las experiencias religiosas.

La búsqueda de la explicación neuronal subyacente a los comportamientos y creencias propias de la religiosidad, un atributo que sólo se da en nuestra especie, ha despertado el interés de numerosos especialistas en los últimos años.

La neurociencia ha intentado, en las últimas décadas, comprender y explicar las experiencias religiosas y espirituales, aportando nuevas perspectivas. A medida que se ha ido avanzando en el desarrollo de técnicas de escaneo cerebral muy sofisticadas, el secreto parece estar cada vez más cerca de ser desvelado.

Áreas y arquitectura

La última investigación de la que hemos tenido noticia ha sido la realizada por el científico del NIA, Dimitrios Kapogiannis, y sus colaboradores.

Estos investigadores usaron una técnica de registro de imágenes de la actividad neuronal conocida como exploración de resonancia magnética funcional (fMRI) para localizar y analizar las áreas del cerebro humano que se activan al pensar en Dios y en la religión.

Los resultados obtenidos a partir de estas mediciones revelaron que componentes específicos de las creencias religiosas serían procesados por redes cerebrales ya conocidas por la neurología.

En concreto, las pruebas empíricas demostraron que la emergencia del fenómeno religioso en el ser humano se produce a partir de ciertos cambios en la capacidad neuronal de habilidades cognitivas como el lenguaje o el razonamiento lógico, entre otros procesos evolutivamente significativos.

En lo que respecta a la “arquitectura” del cerebro, según informa la revista Ars Technica los científicos descubrieron que diferencias en los volúmenes de las regiones corticales estaban relacionadas con algunos de los aspectos clave de la religiosidad.

Relación con la actividad neuronal

Concretamente, Kapogianis y sus colaboradores elaboraron en primer lugar un marco psicológico sobre las diversas percepciones que los participantes tenían de Dios, con el fin de explorar la neuroanatomía subyacente a estas creencias.

Estas percepciones fueron definidas a partir de tres preguntas, según explica Kapogianis en una entrevista: ¿está Dios implicado en mi vida o no?, ¿me parece un Dios amoroso o, por el contrario, amenazante y furioso? y, ¿en qué baso mis experiencias religiosas, en la imaginación, en circunstancias específicas o en conceptos abstractos (doctrinas)?

Utilizando la fMRI, los científicos asociaron las respuestas sobre las actitudes y creencias religiosas de los participantes con áreas de actividad neuronal del cerebro, descubriendo que dichas áreas habían sido relacionadas con anterioridad con capacidades cognitivas como la recuperación de memoria, la recreación de imágenes, las emociones o la semántica abstracta.

Un ejemplo: un sujeto que afirme estar sintiendo una conexión con Dios presentará niveles más altos de actividad dentro de una región cerebral denominada gyrus frontal medio derecho. Sobre esta área ya se sabía que está relacionada con las emociones positivas.

Cuatro actitudes

En una segunda parte del estudio, Kapogianis y su equipo hicieron una encuesta al mismo grupo de participantes sobre sus comportamientos religiosos, su educación, y otros aspectos particulares de su modo de ver el mundo o cosmovisión.

Mientras que en la primera investigación se intentaba establecer la actividad neuronal asociada a las experiencias religiosas, en esta segunda parte el objetivo era determinar si pequeñas variaciones en el volumen de la materia gris del cerebro se relacionaban con diversas facetas de la religiosidad de las personas estudiadas.

A partir de la encuesta realizada, se identificaron cuatro percepciones o actitudes distintas con respecto a la religiosidad: experimentar una relación íntima con Dios y el compromiso con un comportamiento religioso; tener una educación religiosa; dudar de la existencia de Dios; y sentir miedo de la ira de Dios.

Confrontando estas vivencias de la religiosidad con los resultados de las pruebas sobre la estructura del cerebro realizadas con la fMRI, se reveló que existía una relación entre ellas y el volumen del cerebro.

Estructura, volumen y religión

Los investigadores descubrieron, así, que tanto las creencias religiosas como las prácticas religiosas parecían estar relacionadas con redes neuronales implicadas en el procesamiento cognitivo social.

La fortaleza de estas redes variaba en cada individuo, reflejando el nivel subjetivo de religiosidad de cada uno de ellos. Dicha fortaleza parecía fluctuar con el tiempo, como respuesta a estímulos cambiantes.

Por otro lado, se descubrió que un sentido intenso de intimidad con Dios estaba relacionado con un incremento del volumen cortical del gyrus temporal medio derecho, que se sabe juega un papel clave en el mantenimiento de las relaciones íntimas.

Asimismo, los científicos encontraron una pronunciada relación entre el volumen cortical del precuneo izquierdo (área relacionada con la empatía, las respuestas emocionales y también con la regulación de lasjerarquías sociales) y el miedo a la ira de Dios (cuanto más pequeño era el volumen del precuneo izquierdo, más miedo tenían los individuos a Dios).

La religiosidad en la evolución

La suma de todos los resultados obtenidos sugiere que las creencias religiosas surgirían como una extensión natural de avances evolutivos desarrollados en la cognición social y el comportamiento.

Así, con el paso del tiempo, los mismos cambios en el volumen del cerebro que permitieron al ser humano demostrar empatía hacia otros individuos podrían haber posibilitado también la aparición del sentimiento de relación íntima con entidades sobrenaturales, y la emergencia de las religiones.

Las investigaciones fueron llevadas a cabo con cuarenta personas de sociedades y religiones occidentales, por lo que Kapogiannis señala que en adelante deberían ser estudiados individuos de otras culturas, como la asiática o las sociedades tribales, para determinar si se usan siempre las mismas áreas del cerebro para las experiencias religiosas, independientemente de cuáles sean éstas.

Los científicos explicaron sus hallazgos en un artículo aparecido en PlosOne de acceso libre.

Fuente: Tendencias21

La mayoría de los niños creen todo lo que se les dice

Un nuevo estudio realizado en niños de tres años por Vikram K. Jaswal, de la Universidad de Virginia y sus estudiantes: A. Carrington Croft, Alison R. Setia, y Caitlin A. Cole, descubrió que los niños jóvenes presentan una tendencia de creer lo que les dicen.

El experimento descubrió que los niños creen lo que les dicen pero se vuelven muy escéptico acerca de informaciones que reciben de otras formas.
Los niños creen que si se comportan bien, recibirán regalos de Papá Noel o el Conejito de Pascua (porque mamá o papá lo ha dicho), pero ¿por qué pasa esto?
Según los estudios anteriores, los niños de tres años lo creen todo y rara vez se vuelven escépticos a esta edad, así que Jaswal quiso averiguar en qué confían exactamente.

Él estaba estudiando ya la forma en que los niños aprenden el idioma y extendió su estudio para ver qué hacen los niños con la información que oyen.

Jaswal se plantea la pregunta “por qué están tan dispuestos a aceptar lo que les dicen, por ejemplo, que una anguila es un pez, cuando se parece tanto a una serpiente?”
Por lo tanto, junto con sus estudiantes, quiso probar si los niños tienen la misma confianza para información que oyen y para la información recibida en otras maneras.

El experimento

El experimento incluyó 16 niños y fue bastante simple:

  1. Un adulto les mostró una taza roja y una amarilla y luego, escondió una pegatina bajo la taza roja.
  2. El adulto dijo a algunos niños que la pegatina estaba bajo la taza amarilla, y para otros sólo colocó una flecha en la taza amarilla sin decirles nada.
  3. Los niños podrían buscar bajo una de las tazas y si encontraban la pegatina la podrían guardar, el juego se repitió ocho veces, con tazas de colores distintos.

Este experimento mostró que los niños que vieron al adulto colocando la flecha en la taza incorrecta, se dieron cuenta que no deberían creerlo, pero aquellos que oyeron que la pegatina estaba bajo una cierta taza, lo creyeron siempre.

Por eso, 9 de los 16 niños, nunca encontraron la pegatina y a pesar de que el adulto les había engañado 7 veces, en el intento número 8 aún confiaron en lo que dijo– al final del estudio todos los niños recibieron pegatinas, aunque no la encontraron.

Jaswal llegó a la conclusión de que “Los niños han desarrollado un sesgo específico a creer lo que les dicen”, dice Jawal, “como una manera de evitar evaluar lo que oyen. Es útil porque casi siempre, los padres y los cuidadores dicen a los niños cosas que ellos creen que son verdaderas.”

Obviamente, a veces los adultos dicen mentiras, como por ejemplo la historia de Papá Noel o el Conejito de Pascua, el hada de los dientes, etc. e incluso en las situaciones más serias, pero Jaswal añade que es muy útil entender esta tendencia de los niños de creer todo.

El estudio fue publicado en Psicológica Science, una revista de la Association for Psychological Science.

Fuente: News.Softpedia

Publicaciones:

 Los niños pequeños son especialmente confiados sobre las cosas que les dicen

Los niños pequeños tienen un sesgo específico, altamente resistente, que les empuja a confiar a un testimonio.

Artículos relacionados:

Los cerebros de los estudiantes son más maleables y vulnerables, según los investigadores.

El 18% de los estadounidenses, 16% de alemanes y el 19% de ingleses creen en el geocentrismo

En una encuesta sobre conocimientos generales compuesta por tres preguntas realizada en 1999, Gallup hizo la siguiente pregunta sobre ciencia básica, que se ha utilizado para indicar el nivel de conocimiento público en dos países europeos en los últimos años:

“Según tus conocimientos ¿la Tierra gira alrededor del Sol o el Sol gira alrededor de la Tierra?”

En la nueva encuesta, aproximadamente cuatro de cada cinco estadounidenses (79%) respondió correctamente que la Tierra gira alrededor del Sol, mientras que el 18% dice que es al revés.

Estos resultados son comparables a los encontrados en Alemania, cuando se hizo una pregunta similar, en 1996; en respuesta a esa encuesta, el 74% de los alemanes dio la respuesta correcta, mientras que el 16% pensaba que el Sol giraba alrededor de la Tierra, y el 10% dijo que no sabía.

Cuando la pregunta fue hecha en Gran Bretaña en ese mismo año, el 67% respondió correctamente, el 19% respondió incorrectamente, y el 14% no sabía.

Los siguientes resultados se basan en entrevistas telefónicas con una muestra nacional aleatoria de 1.016 adultos, mayores de 18 años, llevada a cabo desde el 25 hasta el 27 de junio de 1999. Para los resultados basados ​​en esta muestra, se puede afirmar con un 95 por ciento de confianza que el error máximo atribuible al muestreo y otros efectos aleatorios es más o menos de 3 puntos porcentuales. Además del error de muestreo, la redacción de las preguntas y dificultades prácticas en la realización de encuestas puede introducir errores o sesgos en los resultados de encuestas de opinión pública.

Por lo que usted sabe, ¿la Tierra gira alrededor del Sol, o es el Sol el que gira alrededor de la Tierra?

La Tierra gira alrededor del Sol. 79%
El Sol gira alrededor de la Tierra 18
Sin opinión 3

 

Fuente:

New Poll Gauges Americans’ General Knowledge Levels (6 de Julio, 1999)

6 de cada 10 líderes evangélicos creen en un rapto inminente, 9 de cada diez no creen en la evolución y un 73% cree que es una “prioridad absoluta” evangelizar a los no creyentes

Una encuesta publicada el miércoles (23 de Junio de 2011 ) muestra que la mayoría de los líderes cristianos evangélicos de todo el mundo creen en el rapto: la enseñanza de que como el fin del mundo se acerca, los cristianos serán inmediatamente llevados al cielo dejando a los no creyentes tras de si sufriendo en la Tierra.

Seis de cada 10 líderes evangélicos, o un 61 %, dicen que creen en el Rapto de la Iglesia frente al 32 % que dicen que el fin de los tiempos no sucederá exactamente de esta manera, según una encuesta del Foro Pew sobre Religión y Vida Pública .

La encuesta se basó en las respuestas de casi 2200 líderes evangélicos en el Tercer Congreso de Lausana para la Evangelización Mundial – una reunión mundial de 4500 líderes evangélicos de más de 190 naciones, que se celebró el pasado otoño en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Las mayoría de los líderes del hemisferio sur – que incluía a Asia y el Pacífico y América central y del Sur, Oriente Medio / África del Norte, África Subsahariana – y el Norte Globalizado – que incluía a Europa y América del Norte – con la excepción de Europa, creen en el Rapto de la Iglesia.

Los líderes evangélicos de África subsahariana son los más propensos a creer en el Rapto, con un 82 % de suscripción a esta creencia del Fin de los Tiempos.

Cuando se trata de enseñanzas acerca de la Segunda Venida de Jesús, un poco más de la mitad, el 52 %, de los encuestados creen que Jesús volverá en su vida. El 8% dice que la Segunda Venida de Jesús ocurriría definitivamente durante su vida y el 44 % dice que el evento sucedería probablemente mientras están vivos.

Entre los líderes evangélicos que no creen que el regreso de Jesús sería inminente, el 37 % dice que Jesús probablemente  no regrese en toda su vida, pero sólo el 2 % dice que es definitivo  que no volverá durante su vida.

Los líderes del Hemisferio Sur tienen más probabilidades que los de los países del Norte, el 67 a 34 %, a creer que la Segunda Venida de Jesús ocurrirá durante sus vidas.

Aspectos comunes entre los líderes:

Foro Pew EvangelicosLa encuesta muestra puntos de vista tradicionales sobre cuestiones familiares y sociales. Por ejemplo, más de nueve de cada diez dicen que el aborto es generalmente malo (45%) o siempre malo (51%). Alrededor de ocho de cada diez dicen que la sociedad debe desalentar a la homosexualidad (84%) y que los hombres deben servir como los líderes religiosos en el matrimonio y la familia (79%).

Prácticamente todos los líderes encuestados (98%) también están de acuerdo en que la Biblia es la palabra de Dios. Pero están divididos casi por igual entre los que dicen que la Biblia debe leerse literalmente, palabra por palabra (50%), y aquellos que no piensan que todo en la Biblia deba tomarse literalmente (48%). Ellos están divididos de manera similar sobre si es necesario creer en Dios para ser una persona moral (sí en un 49% y no en un 49%), y si el consumo de alcohol es compatible con ser un buen evangélica (42% sí, 52% no).

En varios aspectos, los líderes en el Sur Global son más conservadores que los de los países del Norte. Por ejemplo, los líderes del hemisferio sur son más propensos que los de los países del Norte a leer la Biblia de manera literal (58% vs 40%) y en favorecer el tomar de la Biblia como legislación oficial en sus países (58% vs 28%). Más líderes evangélicos en el Sur que en el Norte Global adoptan la posición de que el aborto es siempre malo (59% vs 41%), y más dicen que una mujer siempre debe obedecer a su marido (67% vs 39%). Los líderes en el Sur global son también mucho más proclives que las de los países del Norte a decir que el consumo de alcohol es incompatible con ser un buen evangélico (75% vs 23%).

En general, los líderes evangélicos de todo el mundo ven el secularismo, el consumismo y la cultura popular como las mayores amenazas que enfrentan hoy en día.

Otros hallazgos de las creencias evangélicas de la encuesta de Pew Forum incluyen:

Evolución:  Casi 9 de cada 10 líderes (88 %) rechazan la noción de que los seres humanos evolucionaron con el tiempo debido a procesos naturales. Alrededor de la mitad (47 %) creen que los humanos y otros seres vivos existieron en su forma actual desde el principio del tiempo mientras que el 41 % cree que un ser supremo guió el proceso evolutivo. Sólo el 3 % cree que los procesos naturales, tales como la selección natural, fueron parte de la evolución humana.

Salvación:   95 % dice que la creencia de Jesucristo no es el único camino a la salvación es incompatible con ser un buen cristiano evangélico.

Mujeres:  el 75 % apoya que se permita que las mujeres sirvan como pastores.

Alcohol:  52 % dice que el consumo de alcohol no es compatible con ser un buen evangélico en comparación con el 42 % que dicen que es compatible.

Espiritualidad:  Más del 90 % de los líderes evangélicos dicen que los siguientes son incompatibles con ser un buen evangélico: participación en el yoga como una práctica espiritual (92 %), en la creencia en la astrología (97 %) y en la creencia en la reencarnación (96 %).

Política:  el 84 % dicen que los líderes religiosos deben expresar sus puntos de vista sobre asuntos políticos.

Amenazas:  Los encuestados clasifican al laicismo como una mayor amenaza para el cristianismo evangélico que el Islam. Alrededor del 71 % de los líderes denominan al laicismo como una amenaza importante en comparación con el 47 % que piensa en el Islam como una gran amenaza para la religión.

Evangelismo:  Casi las tres cuartas partes de los líderes evangélicos, o un 73 %, dicen que es una “prioridad absoluta” el evangelizar a las personas no religiosas. Menos (un 53 %) son los que dicen que es una prioridad el evangelizar entre los musulmanes.

El Foro Pew encuestó a 2196 líderes evangélicos de 166 países. La encuesta se llevó a cabo en nueve idiomas, incluyendo Inglés, de agosto a diciembre de 2010 hasta cuestionarios Web y papel.

Fuente:

(parte de la noticia)

The Christian Post

Fuente principal y resto del estudio:

Global Survey of evangelical protestant leaders (PewForum)

Como sería la Tierra con todo el hielo derretido –National Geographic

Explora las nuevas costas del mundo si el nivel del mar se elevara 216 pies a través de los mapas interactivos que National Geographic ofrece en su web.

2014-03-24_164619

Los mapas aquí muestran el mundo tal y como es ahora pero con una sola diferencia: Todo el hielo en la tierra se ha derretido y drenado en el mar, elevándolo a 216 pies y  creando nuevas líneas costeras en nuestros continentes y mares interiores.

Hay más de cinco millones de kilómetros cúbicos de hielo en la Tierra y algunos científicos dicen que tardaría más de 5.000 años en deshacerse del todo. Si seguimos añadiendo carbono a la atmósfera habremos, muy probablemente, creado un planeta sin hielo, con una temperatura promedio de 80 grados Fahrenheit en lugar de la actual de 58.

A pesar de la elevación del nivel, lo que provocaría mayor humedad relativa en todo el planeta y unas mayores temperaturas, podemos observar en dichos mapas que ni derritiéndose todo el hielo de los polos se podría cubrir toda la tierra. Demostrando una vez más que un diluvió universal, tal y como lo afirman los creacionistas, sería del todo imposible.

Crecimiento del ateísmo y decrecimiento del protestantismo en EE.UU.

(11 Marz 2009) Cada vez más norteamericanos desertan de las confesiones cristianas tradicionales o se vuelven simplemente agnósticos o ateos.

Estados Unidos continúa siendo, pese a todo, un país muy religioso en comparación con Europa. Se mantiene mucho más viva la tradición de orar o de acudir a los templos. Pero esta realidad está cambiando. La minoría que se declara no cristiana y no religiosa ha aumentado con respecto a la generación anterior. Así lo refleja uno de los estudios más serios sobre la materia, el American Religious Identification Survey (ARIS), realizado por el Trinity College de Hartford (Connecticut). Su encuesta del 2008, en la que entrevistaron a más de 54.000 personas, constata la evolución respecto a 1990 y el 2001.

Un aspecto que llama la atención es el incremento de quienes no declaran religión alguna (si bien no todos se consideran ateos). Ha pasado del 8,2 por ciento en 1990 al 15 por ciento en el 2008. Los que dicen ser cristianos son ahora el 76 por ciento de la población, frente al 86,2 por ciento de hace 19 años.

Quienes más erosión están sufriendo son las denominaciones tradicionales protestantes, como los metodistas, luteranos, presbiterianos o episcopalianos. En 1990, suponían el 18,7 de la población norteamericana. Ahora suman sólo el 12,9 por ciento. Los baptistas, mayoritarios entre los protestantes, han bajado del 19,3 al 15,8 por ciento. Por el contrario, suben quienes se consideran a sí mismos simplemente cristianos, pero van por libre, sin afiliación particular, y también los llamados cristianos renacidos.El auge de una versión genérica del evangelismo es uno de los fenómenos más interesantes del estudio y está vinculado al éxito de las megaiglesias dirigidas por pastores carismáticos.

Los católicos se mantienen estables, gracias al flujo de inmigración hispana. Eran el 26,2 por ciento en 1990 y el 25,1 por ciento en el 2008. Los mormones y los judíos conservan su cuota. Y los musulmanes crecen.

Los autores del trabajo detectan un paulatino abandono de los principales rituales religiosos, que tan vitales son para que las confesiones retengan a sus fieles. Según la demógrafa Ariela Keysar, una de las responsables de la investigación, la secularización puede explicarse por la “creciente diversidad y pluralidad de la sociedad, así como el individualismo, que se traduce en un cambio de valores”. “La gente quiere ser ella misma, no se siente obligada a continuar en la confesión en la que se crió”, declaró Keysar a La Vanguardia.

El 26 por ciento de los encuestados afirma no estar bautizado ni haber pasado por ningún rito equivalente, como la circuncisión. El 30 por ciento de los matrimonios no se casó por un rito religioso. Y el 27 por ciento no tiene interés en una ceremonia religiosa en su funeral. Tal vez esa muestra última de desapego sea el indicio más claro de la erosión de la fe en Estados Unidos.

Fuente artículo:

Noticiascristianas

Los estudios (ARIS)

ARIS 2008 es la tercera de una serie histórica de grandes encuestas temporales representativas a nivel nacional que rastrean cambios en las lealtades religiosas de la población adulta de los EE.UU. dentro de los 48 estados contiguos desde 1990 a 2008. Para saber más y conocer su metodología hacer clic en este enlace.

Para todo aquel interesado en observar más detenidamente los estudios realizados por Trinity College, estos se encuentran disponibles en su índice de publicaciones (véase el enlace).

Dejo a disposición dos de esos estudios, el mencionado en el artículo y uno relacionado con el perfil de la población religiosa estadounidense (también disponibles en el índice)

ARIS08SRAMNones