Las religiones en EE.UU también se alimentan a costa de la llegada de inmigrantes

La Iglesia católica de Estados Unidos, que atraviesa una grave crisis por el escándalo de sacerdotes pedófilos, pierde muchos fieles que eligen el protestantismo, pero la cantidad total de feligreses se mantiene gracias a la llegada de inmigrantes latinos, según una investigación. Los latinos comprenden un 30 por ciento del total de católicos en Estados Unidos.

El estudio sobre religiones en Estados Unidos, realizado por el Centro de investigaciones Pew sobre Religión y Vida Pública, refleja que cerca de un 30% de los creyentes que eran católicos en su formación ya no lo son y cambiaron a otras creencias, especialmente protestantes o evangélicas.

La investigación, presentada durante la conferencia de obispos católicos de Estados Unidos que culmina este viernes en Orlando (Florida, sureste), determina que del total actual de católicos, casi la mitad (46%) son inmigrantes, mientras que sólo el 21% son estadounidenses nativos.

La competencia entre Iglesias y los cambios que las personas hacen de religión son un fenómeno sorprendente en Estados Unidos, y los católicos están perdiendo tres fieles por uno que logran convertir a su fe.

Pero el ingreso a Estados Unidos de inmigración latina, que es mayormente católica, han permitido a la Iglesia mantener la misma cantidad de fieles a nivel nacional.

La iglesia Católica estadounidense quedó envuelta en una profunda crisis desde 2002 cuando comenzaron a destaparse miles de casos de abusos sexuales de menores que involucraron a más de 4.000 sacerdotes.

Aunque en el interior de la Iglesia católica se sabe que esos escándalos sexuales tuvieron un enorme impacto negativo en la institución, las causas por las cuales los estadounidenses se alejan del catolicismo y prefieren otras religiones no están expuestas en la investigación.

El estudio arroja que el número de católicos en Estados Unidos se mantiene en un 24% de la población mientras que los protestantes -tradicionales y evangélicos– totalizan un 51%.

Las Iglesias protestantes de afro-americanos concentran un 7%, los judíos un 1,7% y los musulmanes un 0,6%, mientras que los que expresan no tener preferencia religiosa suman 16%.

El centro que ha llevado a cabo el estudio calcula que hacia 2050 el número de hispanos en Estados Unidos se triplicará y alcanzará cerca de 130 millones de personas.

Fuente:

AFP/ACPress.net