El MonkeyGod de Stenger y el falaz Ajuste Fino

Uno de los argumentos y propuestas del Diseño Inteligente es lo que ellos denominan “Ajuste Fino”. Este argumento, sostenido por William Lane Craig como evidencia para la existencia de Dios basándose en el principio antrópico propuesto por Brandon Carter (cualquier teoría válida sobre el universo tiene que ser consistente con la existencia del ser humano) afirma que la vida inteligente no podría existir en nuestro universo, aparte de un conjunto extremadamente preciso de condiciones iniciales que son improbables que hayan ocurrido por casualidad. Por lo tanto, se puede concluir que el universo fue diseñado para la vida. (Rasonable Faith, with William Lane Craig)

Según Craig, la ciencia es quien afirma que todos los parámetros deben ser los que son para que todo esto suceda, pero este es un argumento basado en una falacia de hombre de paja. La ciencia jamás ha formulado que para que exista la vida se tengan que producir un universo con exactamente las mismas condiciones que el actual. Ya en 1999 Antonio Feoli y Salvatore Rampone demostraron que la probabilidad de la existencia y de la vida de una civilización no sólo dependen de los pasos críticos de evolución, sino también en el número de lugares donde puede surgir la vida (Is the Strong Anthropic Principle Too Weak?). En 2005 Mark Colyvan, Jay Garfield and Graham Priest concluyeron que el Ajuste Fino era erróneo debido a un razonamiento probabilístico falaz (Problems with the argument from Fine Tuning). En 2006 Michael Ikeda y William H. Jefferys, declararon que el argumento del Ajuste Fino “No sólo es malo, sino que en realidad muestra que la observación de que el universo está “afinado” en este sentido sólo puede contar en contra de un origen sobrenatural del universo.” (The Anthropic Principle Does Not Support Supernaturalism), En 2008 Fred C. Adams en un estudio concluyó que pueden existir estrellas en aproximadamente el 25% de parámetros del espacio: una fracción considerable de parámetros del espacio (aproximadamente un cuarto) proporciona los valores necesarios para los objetos estelares operen a través de la fusión nuclear sostenida. Como resultado, el conjunto de parámetros necesarios para estrellas de apoyo no son particularmente raro (Stars In Other Universes: Stellar structure with different fundamental constants).

El argumento del Ajuste Fino se basa en un razonamiento falaz debido precisamente a su premisa: según este argumento el universo debe ajustarse de una forma determinada para que exista vida, cuando la realidad es que es la vida la que debe adaptarse y ajustarse a las condiciones de este universo. También asume erróneamente que solo pueden formarse vida es las condiciones que conocemos (basada en el carbono). Debido a dicha premisa errónea, quienes proponen dicho argumento omiten o ignoran, deliberadamente o no, que puede formarse otras formas de vida (como las formadas por silicio, boro, arsénico, azufre, etc). Una completa ignorancia en conocimientos de física, química y microbiología que Stenger muy apropiadamente determina como chovinismo del carbono. Si la ciencia se basara en el principio antrópico debería desecharse por completo el programa de exobiología de la NASA.

También es falaz debido a que emplea un razonamiento circular cuando propone como evidencia de la existencia de Dios un diseñador inteligente, una fórmula probabilística en la cual introduce como factor para explicar la vida en el universo a ese Dios diseñador inteligente.

Según Stenger un cambio en una constante física puede ser compensado por un cambio en otro, lo que sugiere que el aparente ajuste fino del universo es una falacia, ya que, en la hipótesis de la puesta a punto aparente, es un error variar un parámetro físico manteniendo los otros constantes. En esto es en lo que Stenger se basó a la hora de desarrollar un programa que lo demostrara.
El Programa

MonkeyGod es un programa para generar universos miniatura con diferentes valores de cuatro constantes físicas. Tenga en cuenta el énfasis en el “miniatura”. Este es un programa muy simple que no hace ningún intento de generar un universo al detalle. Su objetivo principal es demostrar que las estrellas de larga vida, las que probablemente se requieren para la evolución de la vida, no dependen en absoluto de un “ajuste fino” de las constantes de la naturaleza sino que se producen con una amplia gama de parámetros. También muestra que la gran coincidencia de número propuesto primero por Weyl no es infrecuente.

Tenga en cuenta que la fuerza de la interacción débil no se ha incluido como un parámetro. Además, el efecto de la fuerza de interacción fuerte  no está incluido en el cálculo de las cantidades astronómicas, aunque viene en un gran número de coincidencias. Mientras que la fuerza gravitatoria no aparece como un parámetro, varió a través de variaciones en la masa del protón. Para más detalles ver el Filón de documentos abajo.

Para generar su propio universo, haga clic en MonkeyGod o introduzca los parámetros en:

 

Se han utilizado las ecuaciones de “La dependencia de los fenómenos macrofísicos en los valores de las constantes fundamentales: por WH Press y AP Lightman, Phil Trans R. Soc Lond…. A 310, 323- 336 (1983).

Fuente: The Anthropic Principle and Fine-Tuning Arguments -Colorado University,  Victor Stenger