Los cerebros adolescentes son maleables y vulnerables, dicen los investigadores

2013-01-13_204530Los cerebros de los adolescentes han recibido un duro golpe, de acuerdo con los neurocientíficos.

Es cierto que los cerebros adolescentes pueden ser impulsivos, informaron los científicos  en la reunión de la Society for Neuroscience (Sociedad para la Neurociencia)en Nueva Orleans. Pero los cerebros adolescentes también son vulnerables, dinámicos y altamente sensibles a la retroalimentación positiva, dicen.

El cerebro adolescente no está roto“, dice Jay Giedd, un investigador de psiquiatría infantil del Instituto Nacional de Salud Mental. Él dice que los rápidos cambios que se producen en el cerebro de los adolescentes hace que estos años sean “un momento de enormes oportunidades“.

Parte de la mala fama proviene de estudios que sugieren que los cerebros de los adolescentes están “programados” para participar en conductas de riesgo como el consumo de drogas o el sexo inseguro, dice BJ Caseydel Weill Cornell Medical College.

Estos estudios, según dice Casey, han concluido que los adolescentes son propensos a este tipo de comportamiento debido a que los denominados sistemas de recompensa en sus cerebros son muy sensibles mientras que los circuitos implicados en el autocontrol aún no están completamente desarrollados. El resultado ha sido la percepción de que “los adolescentes están conduciendo sin volante y sin freno” dice ella.

Casey afirma que un nuevo estudiode su laboratorio deja en claro que este no es el caso.

En el estudio había adolescentes y adultos realizando un juego en el que obtenían puntos por responder correctamente a preguntas sobre los movimientos de unos puntos en la pantalla. Mientras tanto, los investigadores midieron la actividad en las regiones cerebrales implicadas en las decisiones y las recompensas.

Cuando una gran cantidad de puntos estaban en juego, los adolescentes, de hecho, pasaban más tiempo estudiando los puntos que los adultos y los escáneres cerebrales mostraban una mayor actividad en las regiones cerebrales involucradas en la toma de decisiones.

En lugar de actuar impulsivamente, los adolescentes se estaban asegurando de que hacerlo bien“, dijo Casey. Ella dice que esto muestra cómo la sensibilidad de los adolescentes a las recompensas a veces puede conducir a la toma de mejores decisiones.

Otros dos estudios presentados en el meeting de la Society for Neurosciencemostraron que el cerebro de los adolescentes es, literalmente, moldeado por las experiencias en su vida temprana.

En uno de los estudios participaron 113 hombres que fueron monitorizados por depresión desde los 10 años y a los que luego se les hicieron escáneres cerebrales a los 20 años. Los escáneres mostraron que los hombres que habían tenido un episodio de depresión tenían cerebros que eran menos sensibles a las recompensas.

Ellos no pueden responder, naturalmente, cuando sucede algo bueno“, dice Erika Forbes en la Universidad de Pittburgh. Ella dice que esto demuestra por qué esto es importante para tratar problemas como la depresión en los adolescentes.

El otro estudio examinó cómo la capa externa del cerebro de la corteza, que desempeña un papel fundamental en el pensamiento y la memoria, se vio afectada por las experiencias durante la niñez en 64 personas. Se encontró que esta capa es más gruesa en los niños que recibieron una gran cantidad de estimulación cognitiva y habían sido preparados por los padres, dice Martha Farrah, de la Universidad de Pennsylvania.

Por último, un estudio realizado por investigadores de los EE.UU. y el Reino Unido mostró lo mucho que el cerebro cambia durante la adolescencia en las regiones que participan en las interacciones sociales.

En el estudio participaron 288 personas cuyos cerebros fueron escaneados varias veces a partir de los 7 años. Y los escáneres revelaron cambios estructurales dramáticos durante la adolescencia en cuatro regiones que nos ayudan a entender las intenciones, creencias y deseos de los demás, dice Kathryn Mills, del Instituto de Neurociencia Cognitiva de Londres.

Los resultados muestran que los enormes cambios sociales que los adolescentes atraviesan se reflejan en sus cerebros, dice Mills. También muestran que estos cambios continúan más allá de la adolescencia, dice.

Fuente:

http://www.npr.org/blogs/health/2012/10/16/162997951/teenage-brains-are-malleable-and-vulnerable-researchers-say