El ateísmo y el divorcio: las tasas de divorcio de los ateos son las más bajas de América

Los cristianos conservadores de todo tipo, evangélicos, así como católicos, tienden a vincular su marca conservadora de su religión con una conducta moral adecuada. Con mucha diferencia, el contexto más popular que usan para defender ese argumento es el tema del matrimonio: afirman que un matrimonio bueno y sólido sólo es posible cuando las personas reconocen las afirmaciones y normas del Cristianismo conservador acerca de la naturaleza de los roles matrimoniales y de género. Entonces ¿Por qué los matrimonios cristianos, y especialmente los matrimonios cristianos  conservadores, terminan en divorcio más a menudo que los matrimonios ateos?

El Grupo de Investigación Barna, una organización cristiana evangélica que hace encuestas e investigaciones para comprender mejor lo que los cristianos creen y cómo se comportan, estudió las tasas de divorcio en Estados Unidos en 1999 y encontró la “extraña” y curiosa evidencia de que el divorcio es mucho menor entre los ateos que entre los cristianos conservadores – exactamente contraria de lo que probablemente esperaban.

Nota: teniendo en cuenta que el 82% de los estadounidenses es cristiano.

    • El 11% de todos los adultos estadounidenses están divorciados
    • El 25% de todos los adultos estadounidenses han tenido al menos un divorcio
    • El 27% de los cristianos nacidos de nuevo han tenido al menos un divorcio
    • El 24% de todos los cristianos no nacidos de nuevo se han divorciado
    • El 21% de los ateos se han divorciado
    • El 21% de los católicos y los luteranos se han divorciado
    • El 24% de los mormones se han divorciado
    • El 25% de los protestantes tradicionales han divorciado
    • El 29% de los bautistas se han divorciado
    • El 24% de los protestantes independientes no confesionales se han divorciado.
    • El 27% de las personas en el Sur y Centro-Oeste se han divorciado
    • El 26% de la gente en Occidente se han divorciado
    • El 19% de las personas en el noroeste y el noreste se han divorciado

biblebeltLas tasas de divorcio más altas se encuentran en el Cinturón de la Biblia 1: “Tennessee, Arkansas, Alabama y Oklahoma completan el Top Five de la frecuencia de divorcio … las tasas de divorcio en estos estados conservadores son más o menos del 50 % por encima de la media nacional” de el 4.2/1000 personas. Nueve estados del Nordeste (Connecticut, Maine, New Hampshire, Nueva York, Pennsylvania, Vermont, Rhode Island, Nueva Jersey y Maryland) tienen las menores tasas de divorcio, promediando sólo el 3.5/1000 personas.

Barna no es el único grupo que llegó a estos números. Otros investigadores también han encontrado que los protestantes conservadores se divorcian con más frecuencia que otros grupos, aún más a menudo que los “principales” protestantes. El hecho de que los ateos y los agnósticos se divorcien con menos frecuencia que otros grupos religiosos, es sin embargo sorprendente para muchos. Algunos simplemente, a pesar de que todas las encuestas (incluso las realizadas por ellos mismos) apuntan  a ello se han negado a creerlo.

Crédito se debe dar a George Barna, un cristiano evangélico conservador, por lo menos tratando de hacer frente a estos resultados y lo que podrían significar: “Nos encantaría poder informar de que los cristianos viven vidas muy distintas y que afectan a la comunidad, pero … en el área de las tasas de divorcio siguen estando iguales“. Según Barna, sus datos plantean “preguntas con respecto a la eficacia de cómo llevar el ministerio a las iglesias a las familias” y un desafío, “la idea de que las iglesias ofrecen una práctica verdadera y que cambia la vida el apoyo al matrimonio.”

Los adultos nacidos de nuevo que se han casado tienen las mismas probabilidades que los adultos no nacidos de nuevo que han estado casados ​​en convertirse finalmente en divorciados. Debido a que la gran mayoría de los matrimonios nacidos de nuevo se produjeron después de que los socios habían aceptado a Cristo como su salvador, parece ser que su relación con Cristo les hace menos diferentes en la duración de los matrimonios al resto de las personas de lo que muchos podrían esperar. La fe ha tenido un efecto limitado en la conducta de las personas, ya sea en relación a las convicciones y prácticas, actividades relacionales, las opciones de estilo de vida o las prácticas económicas morales.

Barna debe, sin embargo, reconocer que las tasas de divorcio para los cristianos conservadores son más altas que para los cristianos liberales. También no se toma el paso más allá de reconocer que tal vez el cristianismo conservador y las religiones conservadoras en general no son capaces de proporcionar una base sólida para el matrimonio – que tal vez haya otras fundamentos más seculares para el matrimonio que en los cristianos conservadores son inexistentes. ¿Cuáles podrían ser? Bueno, una posibilidad obvia es tratar a las mujeres como iguales y totalmente autónomas en la relación, algo que el cristianismo conservador niega con frecuencia. 1

La diferencia en las tasas de divorcio es particularmente interesante dado el hecho de que los cristianos con las cifras más altas de divorcio se encuentran entre los mismos cristianos que son más propensos a dar la alarma sobre el estado del matrimonio en la sociedad. También tienden a ser los mismos cristianos que quieren negar a los homosexuales el derecho a casarse en el supuesto de que el matrimonio gay es una “amenaza” para la institución del matrimonio. Si el matrimonio está en peligro en América, dada la evidencia, tal vez la amenaza provenga de los matrimonios inestables de los cristianos conservadores, no por las relaciones de los gays o los matrimonios de ateos.

Notas:

1. Se denomina Cinturón biblico a los estados norteamericanos de corte republicano conservador. Casualmente, aquellos paises que defendieron la esclavitud y que, más recientemente, crearon el creacionismo (convertido después en “Diseño inteligente”) para introducirlo en la educación como una alternativa al conocimiento científico.

bible_belt_map_baptist

2. Recientemente, y relacionado con esto, se ha publicado en España la traducción de un libro de 2011 llamado “Cásate y sé sumisa” escrito por una periodista cristiana (católica) italiana, Costanza Miriano, promocionando el rol clásico de sumisión femenina cristiano y criticando el movimiento femenino.

 

Actualización: 31 Marzo de 2008.

Un nuevo estudio publicado, de nuevo, por el grupo Barna, confirma las tasas dadas en el resto de encuestas anteriores mencionadas más arriba manteniendo una proporcion equilibrada pese a la subida de estas con respecto a años anteriores. Las tasas de divorcio en ateos son idénticas e incluso inferiores a los grupos de creyentes cristianos, dando como resultado que los grupos más conservadores, de nuevo, obtienen las tasas de divorcio más altas.

El divorcio entre los adultos que se han casado (Base: 3792 adultos)

Segmento de la Población
Se han divorciado Número de entrevistas
Todos los adultos 33% 3792
     
Los cristianos evangélicos 26% 339
Cristianos no evangélicos nacidos de nuevo 33% 1373
Cristianos nocionales 33% 1488
Asociado con la fe no cristiana 38% 197
Ateo o agnóstico 30% 269
Todos cristianos nacidos de nuevo 32% 1712
Todos los cristianos no nacidos de nuevo 33% 2080
Protestantes 34% 1997
Católico 28% 875
     
Exclusivos 22% 450
Reducidos 39% 367
     
Blancos 32% 2641
Afroamericanos 36% 464
Hispanos 31% 458
Asiáticos 20% 128
     
Conservadores 28% 1343
Moderados 33% 1720
Liberales 37% 474

(Fuente: El Grupo Barna, Ventura, CA)

Como se puede observar, cuanto más conservadora y/o literalista es la familia, más probabilidades de divorcio presentan.