El 54% de los adultos estadounidenses creen que lo que dice la Biblia es verdad literalmente

No es sorprendente que la región Bible Belt1  haga honor a su nombre con estados como Alabama, Arkansas, Tennessee y Virginia Occidental los cuales contienen el mayor porcentaje de personas que creen que la Biblia es literalmente cierta. Alabama y Arkansas llegan a la cima con el 75% de personas que afirman que la Biblia es literalmente cierta. Virginia Occidental (70%) y Tennessee (68%) le siguen de cerca.

La región noreste de nuestro mapa representa el otro extremo. En Vermont y Massachusetts sólo el 22% de los encuestados creen que la Biblia es literalmente cierta: los porcentajes más bajos de todos los países encuestados.

A principios de este verano (2006), una encuesta nacional encontró que el 54% de los adultos estadounidenses creen que lo que afirma la Biblia es verdad literalmente.

En Arkansas, esta cuestión resulta ser una de las pocas que no causan divisiones a lo largo de las líneas de partido: el 83% de los republicanos y el 75% de los demócratas dicen que creen en la verdad literal de la Biblia. El 79% de las mujeres y el 69% de los hombres se identifican como “verdaderos creyentes”2.

En Alabama, los demócratas y los republicanos comparten al mismo nivel la creencia en la autenticidad y la verdad literal de la Biblia. Las mujeres, de nuevo, superan en número a los hombres aunque en un porcentaje menor (de 79% a 72%). Los estados difieren, sin embargo, cuando la pregunta se disecciona por edades en los encuestados. Los porcentajes de aquellos que están de acuerdo con la autenticidad bíblica se encuentra por encima de los 70 en todos los datos demográficos sobre edades en Alabama. En Arkansas, sin embargo, los porcentajes son más elevados en los votantes más jóvenes. El 81% de las personas de 18-29 y el 83% de los de 30-39 creen que las afirmaciones realizadas en la Biblia son literalmente ciertas, aunque los números caen, tocan un mínimo del 66% en los votantes de edades de entre 50-64.

En Vermont, el 37 % de los votantes del Partido Republicano, y sólo el 14% de los demócratas, dicen ser creyentes. A lo largo de líneas de edad, el mayor porcentaje de creyentes son los mayores de 65 años (36%).

En Massachusetts, los creyentes republicanos superan a los demócratas de nuevo (39% a 17%) Sorprendentemente, entre los conservadores en el estado, el porcentaje de aquellos que creen que el Biblia es verdadera (41%) es superado por el porcentaje de los que no lo hacen (44%).

Existen fuertes conexiones ya previstas en la mayoría de los estados encuestados entre el porcentaje de los que contestaron afirmativamente a la pregunta Biblia y sus posiciones sobre el aborto y el matrimonio del mismo sexo.

La encuesta

La fima Rasmussen Reports  es una publicación electrónica especializada en la recogida, publicación y distribución de información de encuestas de opinión pública.

La encuesta nacional fue de todos los adultos.

Las encuestas estatales consistieron en muestras de posibles votantes. Los resultados pueden no ser directamente comparables.

Cada encuesta estatal de 500 posibles votantes se realizó entre el 15 julio y el 14 agosto del 2006. El margen de error de muestreo para cada encuesta es de +/- 4,5 puntos porcentuales con un nivel de confianza del 95%.

Para poder ver la instantánea diaria para ir a las tablas con un desglose, estado por estado, de las respuestas en los tres temas debes ser miembro Premium.

Notas:

1. Se denomina Bible Belt (Cinturón bíblico) a los estados norteamericanos del sur donde el fundamentalismo protestante es dominante. El término proviene de una cita del periodista HL Mencken, quien en 1924 escribió en el diario Chicago Tribune:

El viejo juego, sospecho, está empezando a emplearse en el Cinturón Bíblico”

Para referirse a los estados que podéis ver a continuación en los siguientes mapas:

BibleBeltReligions_of_the_US

Más información aquí (en inglés).

2. Esta falacia se encuentra dentro del argumento conocido como “Ningún escocés verdadero” (véase porqué falla dicha afirmación en el enlace).

Fuente:

Rasmussen Reports. 26 de agosto 2006